Archivos secretos-Mal gesto-Ausentes-Los mensajes de Borruel

LA CANDIDATA DEL PAN a la gubernatura, Maru Campos, ya se cuestionó públicamente qué hay detrás de tanto encono por parte del gobernador Javier Corral para descarrilarla en su carrera por la oficina que hoy él ostenta, y a decir de los malosos, la respuesta está al interior de la Auditoría Superior del Estado que encabeza Héctor Acosta Félix, sin embargo, esa conexión que tiene aún con el gobierno estatal, impide siquiera suponer que la cuerda se rompa por ese lado, sin embargo, uno que otro panista que sabe de las cuentas que ahí se auditan, que laboran en la ASE y observan cómo las acciones del gobernador Corral pueden dejarles el camino libre al morenista Juan Carlos Loera, al naranja Alfredo “El Caballo” Lozoya e incluso a la priista Chela Ortiz, los trae sin poder dormir y pensando hasta en la ética laboral, sobre todo porque quienes acusan a la alcaldesa con licencia de jactan de ser puros y a decir de los enterados, deberían traer la lengua muy masticada. Doble moral, se llama el juego.

Pero Maru Campos no se quedó ahí en la respuesta cargada que emitió en la víspera en contra de su principal perseguidor de los últimos años. Se fue al terreno de lo personal, ahí donde la llevó la presión ejercida en su contra desde Palacio de Gobierno. Y es que la alcaldesa retó a Javier Corral para que de frente se digan, cara a cara, lo que traigan pendientes. “Le faltan pantalones”, sostuvo en varias declaraciones la alcaldesa con licencia.

El pleito entre el gobernador del PAN y la candidata de ese mismo partido a sucederlo, tomó niveles en el que la misma nominada de plano no solamente se desmarcó de su compañero de partido, sino que le invitó a salirse de las filas de Acción Nacional y mejor clarifique su alianza con Movimiento Ciudadano o incluso Morena.

******

Y PARA DEMOSTRAR la prisa que traen en Palacio de Gobierno por tumbar a Maru Campos de la candidatura panista a la gubernatura para antes del 12 de marzo, que es cuando inician los registros oficiales y ya que al parecer todavía traen esperanzas de que Gustavo Madero entre al quite, el martes 16 será la audiencia de los presuntos delitos que le imputa la Fiscalía Anticorrupción que dirige Gema Chávez, mientras que ahí no se detendrá la situación, pues desde la mismísima Consejería Jurídica de Gobierno del Estado y de la Secretaría General de Gobierno, en donde despachan Jorge Espinoza y Luis Fernando Mesta, andan insistiendo con todo y hasta haciendo presión sobre el juez de control para que la audiencia de formación de imputación por el caso de la “nómina secreta” se adelante también para la semana entrante y no esperar hasta el 24 de febrero, vaya, esas prisas no las tiene ni Obama, sólo queda recordarles a las espadas jurídicas del gobernador Javier Corral que arrieros somos, y en el camino andamos.

******

PERO CON TODO y que utiliza a sus fiscales como la espada de Damocles sobre sus enemigos políticos, ayer el gobernador Javier Corral no acudió al informe del fiscal César Peniche, a donde asistieron prácticamente todos los integrantes del gabinete corralista. Los que supieron nos comentan que el góber sí estaba en Palacio, pero prefirió quedarse en su despacho que bajar a escuchar el informe de su titular de la Fiscalía General del Estado, quien continúa ahí no porque quiera, sino porque de plano no pudo colarse como candidato del PAN a la alcaldía de Juárez ni mucho menos a una diputación federal.

******

HABLANDO DE AUSENTES, al tiempo que se recuerda esa frase tan socorrida por Artemio Iglesias, el famoso Filósofo de Rubio, de que “también con la ausencia se hace política”, nos comentaron los malosos que en los informes virtuales que realizó Javier Corral para despedir formalmente su gestión gubernamental, no solamente el presidente del Poder Judicial, Pablo González, marcó su sana distancia en el ocaso del actual mandatario, sino que hubo otra silla vacía que llamó poderosamente la atención: la del exalcalde de la capital, Álvaro Madero Muñoz.

En efecto, el hermano de Gustavo Madero, delfín de Javier Corral, prefirió marcar distancia con Javier Corral y con su familiar cercanísimo. Nos dice que Álvaro simple y llanamente quiso ser congruente y no le agradó nadita que los acuerdos hechos por Gustavo no se hayan cumplido. Vaya, las traiciones con panistas y grupos que armó el delfín de Palacio tuvieron testigo de honor en la persona de Álvaro, quien ahora estuvo a punto de coger una bolsa de papel para cubrirse la cara de vergüenza, luego de que el buen Gus pisoteara el apellido de abolengo con actos de traición e incumplimiento a los pactos donde lo que estuvo empeñado fue la palabra. ¡Zas culebra!

******

QUIEN NO PIERDE tiempo y su equipo tampoco para promocionar su imagen en la carrera parejera por la candidatura de Morena a la alcaldía de la capital, es el expanista Carlos Borruel, el cual se bate en duelo de encuestas con el expriista Marco Quezada por el añorado abanderamiento, y es que los malosos nos comentan que desde mitad de semana comenzaron a circular una serie de mensajes de WhatsApp para hacerle promoción a Borruel, recordando su paso por la Presidencia Municipal de Chihuahua, en un mensaje que dice lo siguiente: “BORRUEL OPORTUNIDAD DE MORENA PARA GANAR LA CAPITAL, BORRUEL PAVIMENTO UNA CALLE POR DIA; ELECTRIFICO COLONIAS Y DIO BECAS A ESTUDIANTES Y ADULTOS MAYORES (sic)”… toda una joya de la poesía.