Apuesta azul-encuentro tricolor-INE acechado-Tragicomedia judicial

LOS MALOSOS DE la Ciudad de México confirmaron que el dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, empujó a la presidenta municipal Maru Campos para ocupar la presidencia de la de la Conferencia Nacional de Municipios de México (Conamm), organismo integrado por alcaldes del todo el país de diversas fuerzas políticas. El dato resultó por demás interesante debido a que el CEN azulado le dio cobija a Campos y al mismo tiempo le dijo al gobernador Javier Corral quién es su apuesta para la sucesión en Chihuahua en el 2021.

Se trató pues de una apuesta grande de parte de la dirigencia nacional, donde en lo local todavía se desconoce sus carambolas. Por lo pronto, nos confirmaron, la presidenta Campos ya cambió de encuestadora porque la que traía le pintaba demasiado bien el panorama y lo que busca es encontrar la mayor exactitud para sus cálculos futuros.

******

EN EL OTRO lado de la banqueta, donde las proyecciones político-electorales se encuentran más que cuesta arriba, ayer se reunieron un grupo de priístas a compartir las tortillas y la sal en un merendero allá por el Periférico de La Juventud.

Se trató de un grupo de amigos de años en la familia revolucionaria, cuyos nombres y perfiles han sido mencionados recientemente como la última defensa tricolor en la capital, luego de la debacle en la que se encuentra ese partido, cuya última losa sin duda alguna es la que puso la actual dirigencia estatal a cargo de Omar Bazán Flores.

En la mesa de la tertulia se encontraba el exalcalde Alejandro Cano Ricaud, así como los exdiputados Fernando Mendoza Ruíz y Alex Domínguez, mientras que el cuadro lo completó el exdirector de Seguridad Pública, Heliodoro Araiza.

El motivo del encuentro solamente los involucrados lo supieron, pero esos nombres son los que le quedan al PRI capitalino, aunque vale decir que entre sus compromisos profesionales y académicos, dificilmente andarán desasgastando lo seguro por una aventura donde ni siquiera les han dado pista para correr, pues el secuestro del partido es un hecho que resulta más que indudable… hasta para ellos mismos.

******

PREOCUPADOS Y LO que le sigue, es como deberían de estar los dirigentes de los partidos de oposición al régimen del presidente Andrés Manuel López Obrador y de Morena, pues a poco más de un año de haber asumido el poder como gobierno federal, y a 16 meses de las elecciones del 2021, las cuales marcarán el futuro de México y por supuesto de Chihuahua, la imparcialidad del Instituto Nacional Electoral está en riesgo, pues así como se han venido debilitando ciertas instituciones en los últimos meses, el INE incomoda al mandón de la 4T, especialmente su consejero presidente, Lorenzo Córdova, así como el consejero Ciro Murayama, a quien López Obrador lo acusó hace unos días de solapar el presunto fraude electoral del 2006, a pesar de que en 2018, el INE y los mencionados consejeros, también fueron los artífices de la llegada de AMLO al poder. Lo cierto es que mañana, Murayama estará en Chihuahua capital, precisamente hablando de esa alternancia que logró el INE y por el que ahora va el fundador de Morena.

Y es que Murayama Rendón presentará su libro “La Democracia a prueba. Elecciones en la era de la posverdad”. La cita es a las 11:00 horas en el Auditorio Académico de la Facultad de Contaduría de la UACH, en donde lo acompañarán el vocal ejecutivo del INE en Chihuahua, Alejandro Scherman Leaño; el consejero presidente del IEE, Arturo Meraz González, y el secretario de Educación y Deporte del gobierno estatal, Carlos González Herrera.

Además, las dirigencias estatales del PAN y del PRI, partidos que podrían darle bastante guerra a Morena en lo que se refiere a Chihuahua, también deberían preocuparse, y ocuparse, porque no solamente el INE corre peligro de ser asaltado y tomado por la 4T, sino los IEE, conocidos ya como OPLES, encargados directamente de organizar las elecciones estatales, y aunque la popularidad del presidente de México va en caída, de poco servirá el descontento hacia su gobierno, si el árbitro electoral juega de un lado de la cancha.

******

COMO PREPARACIÓN PARA el próximo informe de gobierno de Javier Corral, que será el 1 de marzo, ayer el mandatario estatal citó a todos los miembros de su gabinete para que le reportaran avances y él pedirles resultados, tan es así que el encuentro se extendió por varias horas, concluyendo a eso de la una de la tarde, por cierto, entre las peticiones que les hizo el gobernador a sus colaboradores, es el acercarse más a los municipios que no son de los denominados “grandes”, con el objetivo de tener más contacto con la gente y escuchar las necesidades de primera mano. Y es que tanto el góber como sus secretarios, saben que les queda prácticamente un año para permear en la ciudadanía, ya que las elecciones están a la vuelta de la esquina, además de que son varios los suspirantes que ya están haciendo campaña por adelantado.

******

QUIEN ESTE DÍA regresará al Congreso del Estado es el secretario General de Gobierno, Luis Fernando Mesta, el cual ayer estuvo en la Torre Legislativa en reunión con los diputados que integran la Junta de Coordinación Política, pues la intención es ir afinando, de nuevo, la nueva Ley de Transporte que ha provocado tanto malestar entre concesionarios y transportistas, quienes invadieron el edificio del Congreso y anoche estuvieron reunidos con autoridades estatales en Palacio de Gobierno, ya que afirman que el Estado pretende privatizar el transporte público, sin embargo, la situación podría volver a salirse de control, debido a que no existen acuerdos y los concesionarios están echando humo, tal como sucede con la mayoría de sus camiones.

******

LO QUE YA es una novela que va de la tragedia a la comedia y viceversa, es lo que sucede en el Poder Judicial con la elección de 56 jueces y magistrados, la cual ya tiene al perseguidor en perseguido, es decir, prácticamente todos los señalados y hasta los que no, han decidido unirse en contra de Joaquín Sotelo, el consejero de la Judicatura que puso el dedo en la llaga con la presunta corrupción de dicha elección, pero como los encargados de impartir justicia en Chihuahua ni siquiera pueden ponerse de acuerdo entre ellos, quedó postergado, o sea, patearon el bote, en eso de anular y convocar a una nueva elección de jueces y magistrados. Toda una novela que obedece a intereses personales, no a la justicia.