AMLO y Corral-¿Parada en MC?-Gira del adiós-Tricolores azules

TAL PARECE QUE la relación entre el gobernador Javier Corral y Andrés Manuel López Obrador ya no tiene la misma chispa que tuvo antes de la jornada electoral y que tuvo su cúspide durante la visita del tabasqueño a Ciudad Juárez aquel viernes 26 de marzo, cuando lo llamó “Javier” y acordaron sacar de la carrera por la gubernatura a Maru Campos, pues a la siguiente semana se llevó a cabo aquella maratónica audiencia de vinculación a proceso y con la que Corral supuso le bastaría para tumbar a la hoy gobernadora electa. Es así que al parecer esa relación entre el todavía Góber y el inquilino de Palacio ha parecido enfriarse, pero no lo suficiente como para volverse a ver las caras y en una de esas, intentar por última vez complicarle la vida a Maru, con eso que el candidato perdedor, Juan Carlos Loera, era el favorito y consentido de ambos gobernantes que le juegan al demócrata, pero cuyo autoritarismo les brota por los poros.

Así que ya sea para grillar en contra de la gobernadora electa, o en verdad sea para beneficio de Chihuahua, aunque eso lo dudamos, porque el odio de AMLO hacia la entidad es más que notorio, lo cierto es que la semana entrante, Javier Corral viajará a la Ciudad de México para reunirse con el macuspano, quien estará recibiendo gobernadores salientes y también electos, así que a ver si le da un espacio a Maru Campos, o si su desprecio por el PAN y los “conservadores” puede más que su función presidencial.

Lo curioso, dicen los que saben, es que Corral Jurado asistirá a la entrevista con López Obrador, acompañado -algunos insisten que la conjugación correcta es acompañando- del gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro.

Vaya, los “flirteos” políticos del chihuahuense con el partido de Alfaro no dejan la menor duda de que el brinco anunciado de Javier Corral a Movimiento Ciudadano no solamente es cuestión de “timing”, sino de saber si llega primero la vergonzante expulsión o la digna renuncia al bolillazo.

******

LOS MALOSOS NOS comentan que el gobernador Javier Corral chance y aprovecha su viaje a la capital del país, no sólo para reunirse con AMLO, sino también para pasar a saludar a Dante Delgado, el amo y señor de Movimiento Ciudadano, con eso de que Corral les guiñe el ojo a los naranjas cada vez que puede y que de plano ya se destapó cuando afirmó a media semana que votaría por MC, así que no duden que el viaje a la CDMX sea para matar dos pájaros de un tiro: saldar cuentas con López Obrador y ponerse a la orden del partido anaranjado.

******

Y SI DE Dante Delgado y naranjas se trata, los malosos nos dicen que la cúpula de Movimiento Ciudadano en el centro del país, no están contentos con el trabajo realizado por Miguel Riggs, quien fuera su candidato a la alcaldía de la capital, y es que tal parece que el gobernador Javier Corral, su padrino, se los vendió como un diamante en bruto que podía incluso dar la sorpresa, tanto, que hasta Riggs se la creyó y ni se diga de la dirigencia de MC, sin embargo, al ver los resultados, dignos de las ocurrencias del expanista, los anaranjados ya se andan arrepintiendo de haber dejado ir a un activo como Alan Falomir y haber apostado por Riggs Baeza. ¿Será que con esto se dan cuenta que el todavía gobernador no tiene capital político?

******

EL QUE ANUNCIÓ de manera formal que realizará una “gira de agradecimiento” por varios puntos del estado es el candidato perdedor por la gubernatura, Juan Carlos Loera, para como él mismo lo indicó, dar las gracias a la gente que votó por él. Seguramente lo hará en Ciudad Juárez, la capital, las zonas noroeste y serrana, pero de ahí a que lo haga en la región donde nunca se paró en campaña, es decir, en donde dejó a los campesinos sin agua, ahí sí que lo dudamos, a menos que lo haga como un reto, pero si no lo hizo ni para pedir el voto, menos cuando se supo que en esos municipios le pagaron con la misma moneda: él les dio la espalda en su momento, y así sucedió en la jornada electoral.

Cuando se ofreció el anuncio por parte de Loera de la Rosa, no pocos soltaron la mofa y se preguntaron si en esta nueva gira el morenista ahora sí tocará tierra en la región centro-sur del estado, como Delicias, Meoqui, Camargo, Ojinaga y demás municipios que se quedaron secos cuando el gobierno de la 4T decidió saquear las presas.

******

EL QUE ANDA más que contento porque todo indica que la relación del PRI se mantendrá casi igual de cercana con Palacio de Gobierno, tanto como ocurrió en la gestión de Javier Corral y el entonces dirigente Omar Bazán, es el actual líder del tricolor, Alex Domínguez, que logró transitar en la nueva etapa de la familia revolucionaria donde la etiqueta a lucir ahora es la del PRIAN.

Y es que primero se reunió con César Jáuregui Moreno, luego con Mario Vázquez y ahora con Luis Serrato. El priista trae una agenda más azul que los mismos panistas, y es porque amarró en pocas semanas un encuentro entre la gobernadora electa Maru Campos y los más de 20 alcaldes tricolores que tomarán las riendas de los municipios que serán encabezados por ellos.

Fue un ejercicio como el juego de la pirinola, donde todos pusieron y ahora todos quieren ganar. Se vale, dijeron los malosos que conocen de la agenda bipartita que operará en el Congreso del Estado, así como en las diversas áreas de la administración estatal una vez que ahora sí lleguen los panistas al Gobierno del Estado.