Yankees: Cashman sobre 2020: “Vamos a ir con todo”

Brian Cashman conducía su auto rumbo al Yankee Stadium la mañana del miércoles cuando le pregunté cuál era el mensaje que le estaba transmitiendo a su equipo, en caso de haber uno, ahora que los Yankees se encuentran a dos semanas de la Noche Inaugural el 23 de julio en el Nationals Park, con el duelo entre Gerrit Cole y Max Scherzer.

“Vamos a ir con todo”, exclamó el gerente general de los Yankees. “Tenemos que estar comprometidos a dar todo lo que tenemos, en el estadio y fuera de éste. Tenemos que entender y apreciar, día a día. Y al mismo tiempo, debemos tener una perspectiva acerca de dónde encajamos en el contexto de lo que está pasando en el país e incluso en el mundo. Existen muchos niveles de ésto, en ocasiones no sabes por dónde comenzar”.

Cashman hizo una pausa.

“Ese es el mensaje o el tema, o como ustedes quieran llamarlo”, indicó. “Si decidiste jugar, necesitas ir con todo. Y todos los que estamos involucrados en este deporte no podemos pasar desapercibido lo siguiente:

“Todos estamos recibiendo esta oportunidad de hacer el trabajo que amamos cuando millones de personas no tienen la misma suerte”.

Cashman está consciente de que mucho podría cambiar de aquí a la Noche Inaugural. El timonel sabe, de la misma manera en que nosotros sabemos, que incluso un par de semanas es una eternidad en el mundo del coronavirus. También está consciente de que las cosas pueden cambiar repentinamente, y no solamente por el virus. Fue el sábado pasado cuando el abridor japonés, Masahiro Tanaka, lanzaba en un juego simulado cuando el cañonero Giancarlo Stanton conectó un potente batazo en línea de regreso al montículo, con una velocidad de salida de 112 millas por hora, que golpeó a Tanaka en la cabeza y envió al hospital.

Tanaka fue diagnosticado con una conmoción, pero fue dado de baja del Columbia Presbyterian sin haber tenido que pasar una sola noche en el hospital. El derecho regresó al estadio al día siguiente y según testigos se encontraba bien. Pero nadie sabía eso cuando Tanaka estaba tirado en el suelo después de que el batazo de Stanton lo golpeó. Después de la ola de lesiones que aquejó a los Yankees el año pasado, ahí estaba Tanaka, no sólo tirado en el suelo, sino luciendo como una baja sensible, antes de que los Yankees concluyesen su primera semana en el campamento de verano.

“Estaba en mi oficina cuando sucedió”, relató Cashman. “He estado pasando mucho tiempo en mi oficina. Todos hemos venido teniendo días y noches largos incluso antes de arrancar la corta temporada. Pero no hace falta decir, bajé al terreno bastante rápido”.

Información de MLB