Un chocolatero portugués hace escultura en tamaño real del futbolista Cristiano Ronaldo

La “Cristianomanía” sigue creciendo cada día, y los seguidores de Cristiano Ronaldo están llevando su admiración por el delantero portugués a unos límites insospechados. Si bien hace unas semanas salió a la luz una imagen en la que CR7 protagonizaba una carroza de Carnaval, en las últimas horas se ha dado a conocer la versión de chocolate del futbolista.

MÁS DE 200 HORAS DE ELABORACIÓN

Esta vez el fenómeno fan de Cristiano Ronaldo no ha sobrepasado las fronteras de su país natal, Portugal, ya que ha sido en territorio luso donde se le ha hecho una auténtica escultura de chocolate con su cuerpo y cara. Vestido como no podía ser de otra forma con la camiseta de la selección portuguesa, el delantero de la Juventus aparece muy sonriente en la figura.

El encargado de esta obra de arte ha sido el famoso chocolatero portugués Jorge Cardoso, y el motivo que le ha llevado a hacerlo ha sido precisamente la celebración del carnaval. El campeón mundial de esculturas artísticas de chocolate en 2018 ha dedicado más de 200 horas de su tiempo libre para realizar esta escultura que está maravillando a todos los portugueses. Cristiano Ronaldo es el jugador más querido obviamente ahí, pero hasta la fecha no le habían hecho ninguna figura de chocolate.

CR7 PASARÁ A FORMAR PARTE DEL MUSEO CR7

Esta en concreto, pesa alrededor de 120 kilos y tiene una altura de 1.87 metros, los mismos que el futbolista portugués. El proceso de elaboración de la escultura ha sido muy complejo, y es que comenzó a elaborarse en Suiza, desde donde tuvo que ser trasladado en un viaje de 17 horas hasta Portugal para que no sufriese ningún daño. La estatua se puede visitar en el centro de artes de Ovar, situado al norte del país luso, donde se están celebrando los carnavales.

Tras la finalización de esta festividad, la escultura pasará a formar parte del museo de Cristiano Ronaldo que está en Madeira, donde compartirá sala con otros de los recuerdos que tiene el portugués. La imagen también ha sido muy comentada en redes sociales donde incluso la han llegado a comparar con la anterior escultura que le hicieron a CR7, aunque esta ha tenido -a la vista está- un resultado mucho más logrado. Este Cristiano sí que está para comérselo.

Fuente: Sin Embargo