Tensión por Barcelona-Real Madrid; LaLiga valora acciones legales

En el más reciente giro de una pulseada que no acaba, la Liga española anunció que estudia recurrir a instancias judiciales tras la decisión de la Real Federación Española de futbol de fijar el clásico entre Barcelona y Real Madrid a mitad de semana en diciembre, informó la Agencia AP.

La Liga difundió un comunicado poco después que la federación confirmó el 18 de diciembre, un miércoles, como la nueva fecha. El partido estaba pautado inicialmente para este sábado, pero fue pospuesto debido a la convocatoria de una manifestación independentista en la capital catalana, que la semana pasada fue estremecida por masivas protestas.

Los clubes propusieron la nueva fecha, pero la Liga quería que el partido se jugará el 7 de diciembre, un sábado, mucho más atractivo para los dueños de los derechos audiovisuales.

La Liga procura promover uno de los clásicos de la temporada al mercado de Asia y el otro en el continente americano.

El partido del sábado se iba a disputar a las 1 de la tarde tiempo local, una franja de horario propicia para la audiencia en Asia. Si se juega a media semana, el partido se fijará en horario nocturno, creándole problemas a La Liga en cuanto al cumplimiento de sus contratos de televisación.

La disputa por el clásico agudiza la tensa relación entre La Liga y la federación. El presidente de La Liga, Javier Tebas, y el líder de la federación, Luis Rubiales, mantienen diferencias en diversos frentes. Uno de ellos es la iniciativa de La Liga de disputar partidos en Estados Unidos, algo que la federación aún no avala.

En España, La Liga se encarga de la gestión de las dos máximas divisiones del país y la federación es responsable del calendario y la reglamentación.

La federación informó que su comité de competición tomó la decisión tras analizar las propuestas de ambos clubes, que coincidieron en jugar el 18 de diciembre.

Tras conocer el fallo, La Liga manifestó que no comparte la resolución del ente federativo y “está estudiando la documentación recién recibida del expediente referente a este procedimiento para valorar las posibles acciones legales a entablar, contra las instituciones que corresponda y ante los organismos públicos u órganos jurisdiccionales que estime oportuno”.