Pete Rose cuestiona si también deben castigar a los jugadores de Astros

El ex jugador de los Rojos de Cincinnati y quien fuera expulsado y “borrado” de las Grandes Ligas hace 30 años por apostar en su propio equipo, pidió que los jugadores de Astros también se les imponga un castigo por el robo de señales.

De hecho muchos de los seguidores del Rey del Hit lo han respaldado, asegurando que lo hecho por los jugadores de Astros es mucho peor que el apostar por su propio equipo, que fue el “delito” de Rose y que por el cual no ha podido ser elegible para el Salón de la Fama.

“Entiendo el juego en el beisbol, y estaba equivocado, absolutamente equivocado”, dijo Rose a USA TODAY en una entrevista telefónica. “No hay similitudes en estos dos casos. Lo único es que ambos nos metimos en problemas. Ambos cometimos errores. Llegué demasiado temprano y pagué un precio mayor. Aún así, ¿no tienes que hacer algo con esos jugadores?”.

El propio Rose asegura que hacer trampa en el beisbol es más antigüo de lo que realmente se acepta, pues muchos jugadores mostraron letreros desde la segunda base hasta el plato de home, robaron letreros de entrenadores de tercera base y recogieron lanzamientos de lanzadores.

Los bateadores usaban bates con corcho. Los lanzadores empapaban con saliba las pelotas de beisbol. Y los jugadores usaban drogas para mejorar el rendimiento.

Hoy en día, las trampas son más sofisticadas y comenzamos con la era electrónica.

“La gente de hoy todavía está encontrando formas de romper las reglas”, dijo Rose.

A pesar de todo, Rose elogió a Manfred por sus penalizaciones contra los Astros, particularmente las suspensiones de un año del gerente general Jeff Luhnow y el mánager AJ Hinch, que terminó con el despido de ambos por parte del dueño del equipo, Jim Crane.

Independientemente de lo que dice Pete Rose, hay que estar concientes que los jugadores fueron la principal fuente de información para el sistema de “robo” de señales. Según algunos informes indican que eran los jugadores reportaban al coach de banca el tipo de lanzamientos que recibían en el plato por parte del pitcher, esto se cotejaba con las señales que se tomaban del equipo contrario con una cámara desde el jardín central, para darle sentido a cada tipo de lanzamiento.

Por más que no se quiere involucrar a los jugadores, sería ilógico que ellos no supieran de lo que se trataba, para qué era la información que se les pedía y para lo que se usaba, ya que luego ellos aprovechaban esa información para saber el lanzamiento que disparararía el pitcher. Y esto podría haber continuado luego de ganar la Serie Mundial de 2017.

Fuente: Vanguardia