Packers y Bills esperan rivales; hoy se definen quiénes los enfrentarán en las finales de Conferencia

Los Juegos de Campeonato de Conferencia ya tienen a sus primeros invitados tras la conclusión de la jornada sabatina de la Ronda Divisional.

Los Green Bay Packers y Buffalo Bills sellaron su boleto a las Finales de Conferencia tras vencer como locales a Los Angeles Rams y Baltimore Ravens, respectivamente.

El primero en avanzar fue Green Bay, luego de ganar 32-18 con una gran actuación del quarterback Aaron Rodgers, quien lanzó dos pases de touchdown y anotó una vez por tierra.

Los Rams tuvieron que jugar gran parte del partido sin el liniero defensivo estelar Aaron Donald, quien solo vio acción en 39 de las 72 jugadas defensivas luego de sufrir una lesión en las costillas la semana pasada, durante la victoria en la Ronda de Comodines sobre los Seattle Seahawks.

La ausencia de Donald abrió la puerta que terminó con 188 yardas terrestres y dos anotaciones por esa vía en camino a su victoria, que aseguraron con 7 minutos por jugar cuando Rodgers se conectó con Allen Lazard para un touchdown de 58 yardas que dejó el marcador definitivo.

Luego de terminar como el sembrado N° 1 de la Conferencia Nacional, Green Bay recibirá la próxima seman al ganador del duelo entre los Tampa Bay Buccaneers y New Orleans Saints, rivales a los que enfrentó como visitante durante la temporada regular con resultados muy distintos.

En la Semana 3, los Packers visitaron a los Saints en el Mercedes-Benz Superdome y escaparon con una victoria 37-30 en la que Rodgers lanzó para 283 yardas y tres touchdowns. Por los Saints, Drew Brees tuco 288 yardas y tres pases de anotación.

Sin embargo, en la Semana 5 perdieron el invicto jugando uno de sus peores partidos de la temporada, cayendo 38-10 frente a los Buccaneers. Rodgers terminó con apenas 160 yardas y dos intercepciones, una de ellas devuelta a las diagonales por Jamel Dean, mientras Tom Brady lanzó dos pases de anotación, además el corredor Ronald Jones II contribuyó con 113 yardas terrestres y dos touchdowns.

En el partido nocturno, los Buffalo Bills establecieron condiciones en casa sobre los Ravens en un juego de corte defensivo con una primera mitad que terminó con marcador 3-3.

Los Bills encendieron su ataque en la segunda mitad con una larga serie de 11 jugadas que culminó con un pase de touchdown de Josh Allen A Stephon Diggs con 9:29 por jugar en el tercer cuarto.

Más tarde, la defensiva de Buffalo contribuyó con una intercepción de Taron Johnson devuelta 101 yardas para anotación, que representó la primera intercepción de zona roja en la carrera del quarterback Lamar Jackson.

Los Buffalo Bills ganaron dos partidos de playoffs en un mismo año por primera vez desde 1993. AP Photo
Sin embargo, lo que terminó sentenciando el destino de los Ravens fue la lesión que sufrió Jackson en la última jugada del tercer cuarto, luego de recuperar un balón suelto en lo profundo de su terreno. Jackson lanzó el balón fuera del campo al tiempo que era golpeado por dos defensivos de los Bills y como resultado su cabeza terminó rebotando en el pasto.

Los Bills ahora tienen que esperar el resultado del partido entre Cleveland Browns y Kansas City Chiefs para saber si tendrán que viajar al Arrowhead Stadium o jugarán en casa el Juego por el Campeonato de la Conferencia Nacional.

Si ganan los Chiefs, Buffalo buscará revancha de su derrota de la Semana 6 en casa frente a Kansas City, 26-17, en la que Patrick Mahomes lanzó dos pases de touchdown y Clyde Edwards-Helaire corrió para 161 yardas de las 245 yardas terrestres de los Chiefs en ese partido. El ataque de los Bills terminó con apenas 206 yardas totales.

En caso de ganar los Browns, se enfrentarán por primera vez desde el 2019 que Cleveland ganó 19-16 en casa con dos pases de touchdown Baker Mayfield.

La serie histórica favorece a Cleveland, 13-9 y el único enfrentamiento en playoffs, en la Ronda Divisional de 1989, los Browns se llevaron la victoria 34-30.