Miguel Cabrera podría ya no jugar en 2023 y retirarse de la MLB

El contrato de Miguel Cabrera con los Detroit Tigers vencerá en 2023 pero el legendario pelotero venezolano siente tanto dolor en sus rodillas ahora mismo que ya no está tan seguro de que quiera jugar al más alto nivel más allá de la actual temporada.

Antes del partido del jueves contra los Tampa Bay Rays en el Comerica Park, Cabrera mencionó por primera vez la posibilidad de adelantar su retiro del beisbol.

“No me siento bien en este momento. Estoy tratando de hacer todo lo posible para salir y jugar, pero no me siento realmente bien en este momento”, dijo Cabrera a Evan Petzold. El inicialista y bateador designado bateaba .308 el 16 de julio, pero bateó .132 en sus últimos 14 juegos y de 18-0 en los últimos cinco para bajar a .271.

El adolorido toletero de 39 años tiene programado ganar $32 millones de dólares en el último año de su extensión por ocho años y $240 millones. Los Tigers poseen opciones para las temporadas del 2024 y 2025.

Cabrera también le comentó a Petzold que planea hablar con el gerente general de Detroit, el cubano Al Avila, con su agente y con todo el que sea necesario para tomar una decisión consensuada sobre su futuro.

Cabrera alcanzó los 500 jonrones en 2021 y los 3,000 hits en la actual temporada, cuando recibió una invitación especial del comisionado Rob Manfred para estar en el Juego de Estrellas de Grandes Ligas hace dos semanas.

En una carrera de 20 años, que incluye 11 convocatorias al clásico de mitad de temporada, Cabrera batea .309 con 3,074 imparables, 506 cuadrangulares, 606 dobles, 1,222 boletos, 1,840 remolques y 1,528 anotadas con los Florida Marlins y Detroit Tigers.

Su brilante expediente incluye cuatro títulos de bateo, dos premios consecutivos de Jugador Más Valioso de la Liga Americana (2012-13) y la primera Triple Corona de bateo del beisbol desde 1967.

Un resumen que muy probablemente convertirá a Cabrera en el segundo pelotero venezolano con una placa en el Salón de la Fama de Cooperstown, cinco años después de que juegue su último partido en las ligas mayores.