Le voy a decir que chingue a su madre: “Canelo” a Jacobs

El pesaje entre Saúl Álvarez y Daniel Jacobs estuvo muy calientito.

Luego de librar la báscula, tras las 159.5 libras del mexicano y las 160 del estadounidense, ambos peleadores se encararon y llegaron al contacto físico.

Cuando estaban cara a cara, las frentes chocaron y dieron paso a los manoteos. También intercambiaron palabras y las declaraciones de ‘Canelo’ dejaron muy claro que estaba enojado.

“Tiene miedo, es miedo. Lo voy a decir en español para que todos entiendan: que chingue a su madre”, dijo el peleador nacional.

“No me gusta dejarme de nadie, mañana es cuando se ve todo. Mañana va a ganar el mejor”, agregó.

Mañana tendrán un nuevo pesaje, llamado de rehidratación, en el que acordaron que ninguno puede rebasar las 170 libras o pagará 1 millón de dólares por cada libra rebasada.

Cabe señalar que la FIB, que avala el título de Jacobs, realiza siempre, en peleas titulares, estos pesajes los sábados, y se permite el 10 por ciento de los estipulado en la división, que en este caso hubiera sido de 176 libras. Pero, como este pleito es unificatorio (CMB, AMB y FIB), no se siguen esas reglas.