Larga ‘sequía’ para Oribe Peralta, son 11 meses sin gol

Hoy se cumplen 11 meses desde que Oribe Peralta marcó su último gol como jugador en la Liga MX, cuando vestía aún los colores del América, y muchas cosas han sucedido con el delantero de Torreón, que atraviesa una crisis de gol y ahora enfundado en los colores de Chivas, tampoco lo ha resuelto.

Fue el viernes 21 de septiembre de 2018 la última ocasión que gritó un gol suyo. Fue en el Cuauhtémoc ante Puebla y si bien ese tanto no fue con un remate de cabeza, —especialidad de la casa— sirvió para que las Águilas consiguieran los 3 puntos.

En aquel duelo, apareció una pelota de rebote en el área chica después de un centro, Peralta la encontró a modo y la empujó, ante la complacencia de Nicolás Vikonis. El primer tiempo agonizaba y los abrazos rodearon a Peralta Morones.

Las lesiones prolongadas, baja de juego y el desarrollo de otro tipo de funciones en el campo son los factores que alejaron a Oribe de los goles. En Chivas todavía no consigue anotar, aunque ante San Luis estuvo muy cerca.

En el encuentro ante los potosinos, el ‘Cepillo’ remató un centro a pelota detenida y la mandó a guardar, pero el asistente ya había sancionado posición adelantada.

“Oribe hace muchas mas cosas que marcar goles. Estamos esperando que encuentre su mejor versión físicamente y desde mi punto de vista trabaja muy bien para el equipo en la zona donde va”, diagnosticó Tomás Boy sobre el desempeño de Peralta con Chivas.

Aunque los goles todavía no llegan, su técnico lo respaldó y explicó un poco en qué corresponden las nuevas responsabilidades en la delantera del Guadalajara.

“No se han presentado los goles, pero los va a meter, quizá sus funciones van más allá: tiene que ver con distracción, movimientos de atracción, muchas cosas que son su naturaleza, evidentemente los goles también, pero esto esta creando espacios para pulido que está aprovechando los movimientos de Oribe”, indicó el técnico de Chivas.

Fuente: Vanguardia