La sencilla vida del futbolista que gana 15 millones de dólares al año

Muchos futbolistas que apenas llegan a jugar en primera división, pierden el piso y gastan cantidades enormes de dinero en demostrar su “nueva” prosperidad, compándose automóviles deportivos, ropa de diseñador o relojes exclusivos.

Sin embargo hay varios que nunca olvidan sus orígenes y mantienen su vida “normal” sin presumir sus posesiones o vienes materiales.

El último caso que se ha podido corroborar es el del delantero uruguayo, Edinson Cavani, quien juega para el PSG de Francia y tiene un salario de casi 15 millones de dólares al año.

Sin embargo, varios uruguayos fueron testigos en el 2018 de cómo el astro sigue sencillo en su vida cotidiana y medios de su país los publicaron para poner como un gran ejemplo para todas las “estrellitas” y “divos” del mundo del deporte profesional.

Cavani acudía a una concentración de la Selección de Uruguay, pero primero llegó a la comunidad de el Salto, donde vive su familia y con la que convivió tranquilamente.

Al momento de trasladarse a Montevideo, que era el lugar donde se reunirían los seleccionados, decidió tomar un autobús de línea comercial, portando un atuendo sencillo sin ostentar marcas.

A la llegada a su destino, tomó el transporte público para llegar al lugar de concentración del combinado nacional uruguayo.

El trayecto quedó evidenciado en las fotografías que tomaron aficionados que lo reconocieron y apreciaron el gesto de convivir con los seguidores, siendo un ciudadano más.

El delantero uruguayo es tercer jugador que más dinero gana en el PSG, sólo superado por Kylian Mbappé y Neymar.

Cabe recordar a otros deportistas que tienen una vida similar, como la del pitcher de Grandes Ligas, Daniel Norris, quien actualmente juega con los Tigres de Detroit y que a pesar de tener un salario que ronda el millón de dólares, vive en su propia camioneta y vive con 800 dólares al mes.

Otro caso mundialmente famoso es el del boxeador Manny Pacquiao, quien dona la mayor parte de las ganancias de sus peleas a causas sociales de su país Filipinas, como contrucción de casas a gente necesitada, contrucción de escuelas y hospitales.

Fuente: Vanguardia