Julio César Chávez regresará con 58 años al ring en pelea de exhibición contra “Travieso” Arce

El mexicano Julio César Chávez, campeón mundial de boxeo en tres divisiones diferentes, reaparecerá el próximo 25 de septiembre a los 58 años en una pelea de exhibición contra su compatriota Jorge “Travieso” Arce, para recaudar fondos y dar ayudas a las personas afectadas por la COVID-19.

“No es fácil subir al ring, aunque sea con el ‘dientón’, que es muy malo, pero a la hora del combate no tanto”, aseguró Chávez en tono de broma al referirse a su amigo Arce, cinco veces monarca mundial.

El pleito, en Tijuana, norte del país, tendrá su tercera versión luego de dos combates previos en los que los púgiles subieron al cuadrilátero protegidos, con el propósito de recaudar fondos.

Chávez reconoció que a su edad cuesta mucho trabajo correr, pegarle al costal y boxear, pero tiene la motivación de reunir dinero como forma de ser solidario.

“Quiero irme a los lugares más pobres de Culiacán y Tijuana a llevar despensas y cubrebocas para esta pandemia”, explicó el más grande boxeador mexicano de la historia.

El púgil retirado como profesional también pagará ocho becas para la recuperación de alcoholismo y drogadicción, como una manera de agradecimiento a haberse levantado de las adicciones en algún momento de su vida.

“Hay que decirle a la gente que se puede vivir sin alcohol y sin drogas, pero se necesita rehabilitación y eso cuesta; vamos a ayudar”, indicó.

“El Travieso” Arce calificó de honor enfrentar a su máximo ídolo, al que siguió de niño y es una leyenda del deporte de México.

“Sigue entrenándote, viejito, cree que la tiene papita, pero el combate será a puerta cerrada y ahí nadie lo va a salvar”, bromeó Arce al referirse al pleito a cuatro rounds con caretas.

La cartelera tendrá otros combates, entre ellos los que tendrán como protagonistas a Julio y Omar Chávez, hijos del mítico peleador, considerado uno de los grandes deportistas de América Latina en el siglo XX.

Arce habló de su iniciativa de reunir dinero para construir pequeñas habitaciones con baño para personas que viven en casas de cartón y Julio César lo apoyó con la oferta de ayudar a edificar 10 de esas construcciones.

Fuente: Sin Embargo