Halep y Djokovic avanzan a la final en Roma

Simona Halep, número dos mundial y primera cabeza de serie, se clasificó este domingo a la final del Torneo de Roma, en la que buscará su primer título después de las finales perdidas en 2017 y 2018, tras imponerse a Garbiñe Muguruza, mientras que en categoría masculina Novak Djokovic (N.1) también espera rival en la final.

Ante los aplausos del público, cuya presencia fue autorizada por primera vez desde el inicio del torneo, aunque en número muy reducido, la rumana tuvo que emplearse a fondo ante la española nacida en Caracas, para acabar llevándose el partido en tres sets (6-3, 4-6, 6-4).

En mi opinión es una de las mejores jugadoras del mundo, incluso si ahora no está en el Top 10. Es siempre duro jugar contra ella”, señaló Halep sobre Muguruza, 17ª de la WTA.

El lunes se medirá en la final con la checa Karolina Pliskova (4ª del mundo), la vigente campeona, que venció a su compatriota Marketa Vondrousova (19ª), finalista de Roland Garros el año pasado, por 6-2 y 6-4.

Al ganar su semifinal entre dos excampeonas de Roland Garros, Halep logró su 13ª victoria consecutiva.

La primera cabeza de serie optó por no participar en los torneos sobre superficie dura de Nueva York para preparar mejor el Grand Slam francés, que comienza en una semana.

En categoría masculina Djokovic se clasificó para su décima final al vencer al noruego Casper Ruud (7-5 y 6-3).

El número 1 mundial busca en Roma un 36º título en Masters 1000, que le permitiría superar a Rafael Nadal en esta categoría, la segunda más importante tras los Grand Slam (ambos tienen 35 torneos actualmente).

Jugará en la final ante el vencedor del duelo entre el canadiense Denis Shapovalov (N.12) y el argentino Diego Schwartzman (N.8), que venció a Nadal en cuartos el sábado.

Djokovic sufrió ante Ruud, 34º jugador mundial, pero subió su nivel en los momentos claves, en un partido intenso.

En la primera manga, con 4-5 en el marcador, incluso tuvo que salvar dos bolas de set. Una vez más brillante en el alambre, el serbio caminó hacia una nueva victoria.

Incluso tras 15 años en el circuito me sigo divirtiendo y tengo todavía hambre de títulos”, señaló el serbio de 33 años, que se refirió a la presencia de público en las gradas, por primera vez en un torneo ATP después de que se reanudara el circuito, cinco meses parado por la pandemia.

“Espero que siga habiendo público en los próximos torneos, lo echaba mucho de menos, como todos los jugadores. Es una buena señal con respecto a la situación global del covid, espero que las cosas mejoren”, señaló el número 1 mundial, cuatro veces ganador en Roma, la última vez en 2015.