Gerardo Martino no convocaría a “Chicharito” a jugar con la Selección por falta de disciplina

Tras la revelación de que algunos futbolistas de la Selección Mexicana asistieron a un brunch en Nueva York durante la fecha FIFA de septiembre, Gerardo Martino habría quedado sumamente molesto principalmente con “Chicharito” Hernández por lo que estaría suspendido del Tricolor. Desde esa ocasión, el futbolista del Sevilla no ha vuelto a ser convocado con el combinado azteca.

De acuerdo a información de TUDN, la principal molestia del técnico argentino es que “Chicharito” no dio la cara por la persona que le pidió un favor para el brunch. Y es que tras este hecho, la FMF tomó la decisión de despedir a este individuo que estaba en el área de logística y ante ello, el “Tata” Martino se habría molestado con Hernández por no respaldar a quien perdió su trabajo por ayudarlo.

Asimismo, el periodista Fernando Cevallos reveló que Andrés Mateos, persona que ayudó a “Chicharito” para el brunch, empezó a laborar con un cercano de Hernández en una empresa de seguridad, luego de que lo despidieron de selecciones nacionales tras comprobar que ayudó a los futbolistas a cometer estos actos de indisciplina que no sólo acontecieron en Nueva York, sino que también en San Antonio.

Ante ello, el estratega de la Selección Mexicana habría tomado la decisión de no convocar más Javier Hernández al menos por los próximos meses. Cabe mencionar que al estar fuera del llamado para los partidos ante Panamá y Bermudas, el atacante ya no jugará más un partido de la Selección Mexicana durante el 2019, por lo que será en 2020 cuando se definirá su futuro con la camiseta del Tricolor.

En las imágenes de dicho brunch no solamente se le pudo ver al jugador del Sevilla, si no también estuvieron involucrados Miguel Layún, Héctor Moreno, Marco Fabián y Guillermo Ochoa. Sin embargo, la molestia de Gerardo Martino sería con “Chicharito” por la situación antes mencionada.

LA FMF ESTARÍA MOLESTA CON “CHICHARITO” POR NO PARTICIPAR EN UN ACTO COMERCIAL

Además Fernando Cevallos, señaló que en algún momento Javier Hernández se negó a participar en un acto comercial que se realizó con Dak Prescott, QB de los Cowboys. Previo al Mundial de Rusia 2018, Hernández no quiso participar en esto por lo que “Chucky” Lozano fue quien tuvo que ir en lugar del atacante mexicano.

Asimismo, Cevallos mencionó que todos los jugadores reciben un pago de los patrocinadores de la Selección Mexicana, sin embargo el ex jugador del West Ham cobra cerca de 2 mdd por comercial y como las marcas no pueden alcanzar esa cifra, la FMF ha tenido que respetar la postura de Hernández.

Fuente: Sin Embargo