Dueño del PSG afirma que no tolerará que jugadores se comporten como “divas”

El dominio que ha instaurado el Paris Saint-Germain en la Ligue 1, al haber ganado seis títulos en los últimos siete torneos, no satisface a Nasser al-Khelaïfi, dueño del club, quien está obsesionado con verlo en lo más alto de Europa.

Una reestructuración a nivel directivo y una fuerte llamada de atención a sus superestrellas son la punta de lanza de un proyecto que busca poner al PSG en la élite mundial, y no solo de su país, aunque el énfasis está en los jugadores, a quienes ya no les permitirá que realicen desplantes que afecten el alto rendimiento del equipo.

Neymar, quien ha tenido un año nefasto entre lesiones, baja de juego y un posible caso de violación; Kylian Mbappé, al que se le relaciona constantemente con el Real Madrid; Ángel di María, que no ha rendido como se esperaba y Dani Alves, quien también ha estado por debajo de su límite, son algunos de los jugadores a los que apuntó el empresario.

“El PSG va a ser completamente diferente. Las estrellas tendrán que trabajar más, no estamos aquí para divertirnos. Si no están de acuerdo las puertas están abiertas. Adiós. No quiero más comportamientos de superestrella”, comentó Nasser al-Khelaïfi, en declaraciones a la revista France Football, en entrevista que será publicada el martes en su totalidad.

Respecto a la parte deportiva, el brasileño Leandro tomará el lugar del portugués Antero Henrique. “En dos minutos, el caso se resolvió entre nosotros. Leonardo tendrá todo el poder a nivel deportivo. Tengo total confianza en él. Su autoridad natural hará el bien a todos, especialmente a los jugadores”, deseó.