Bad Bunny la reventó en WWE; ovacionado en WrestleMania

¡Bad Bunny hizo explotar WrestleMania! Y no, no solo por su espectacular y millonaria entrada al ring a bordo del autobús que usó en la portada del álbum El Último Tour del Mundo, sino porque realmente se robó el show en WWE dando una exhibición que nadie habría imaginado dentro del cuadrilátero.

El Conejo Malo se ganó el respeto de millones del Universo WWE confirmando lo que dijo desde el primer día que tuvo acercamientos con la empresa: que era su sueño luchar en este escenario.

El latino se lució, la “botó del parque” aplicando llaves que incluso el talento estelar de WWE no suele aplicar. Antes de terminar la lucha, en la que obtuvo el conteo de tres para la victoria con una espectacular y muy bien aplicada plancha sobre The Miz, Bad Bunny ejecutó un bellísimo Canadian Distroyer sobre John Morrison que le ganó la ovación de los 25 mil asistentes, la incredulidad de su enemigo y hasta el asombro de su compañero de equipo, Damian Priest.​​

Y para coronar la noche inolvidable de Don Benito Martínez frente a los ojos de millones, destacamos que aplicó la Casita, llave perteneciente a la dinastía Casas en la lucha libre mexicana de Don Pepe “Tropi” Casas y a la que pertenecen Negro Casas, Heavy Metal y El Felino.

La entrada de Bad Bunny en WrestleMania 37 Como lo dijimos, Bad Bunny fue espectacular en todo lo que hizo este sábado en el gran evento de WWE y parte de eso fue su llegada al Raymond James Stadium encima de la caja del tráiler de la portada de El Último Tour del Mundo, vestido totalmente de negro e iluminado por luces LED blancas.

En cuanto entró al inmueble, cientos de fuegos pirotécnicos le acompañaron al ritmo de su canción “Booker T”, la que hizo en honor al exluchador homónimo.

Esa melodía con la que empezó su viaje en enero en el Royal Rumble y que hoy le puso en los cuernos de la luna, como tendencia en las redes sociales y demostrando que, si algún día se lo propone, puede volver a robarse el show en WWE.

Mediotiempo