Andy Ruiz acepta la revancha en Arabia Saudita para defender su título ante Anthony Joshua

Cuando Eddie Hearn anunció que el 7 de diciembre Anthony Joshua tendría en Arabia Saudita su revancha por los Mundiales WBA, WBO e IBF del peso pesado ante Andy Ruiz, nadie pensaba que el campeón se revelaría ante el todopoderoso promotor británico.

Hearn llegó incluso a explicar los detalles en una rueda de prensa, pero eso no convenció al mexicano (nacido en Estados Unidos, pero con nacionalidad de ese país por su pasado), que apuntó que todavía se estaban negociando los términos y que él prefería realizar esa defensa en Estados Unidos. Hearn no titubeó en el pulso y le dijo que sus dos opciones eran pelear en el ring o hacerlo en los juzgados.

El final de la historia estaba clara, pero Ruiz ha vuelto a hacer buena la frase que dice “quien no llora no mama”, según revela Dan Rafael, citando al entorno del púgil, Andy ha aceptado y la pelea se hará en la fecha y el lugar previsto. Ese extremo lo reveló The Athletic, pero el veterano periodista añadió más datos.

Ruíz y su equipo obtuvieron más beneficios el pasado miércoles, momento en el que su postura cambió. El campeón cobrará una bolsa de nueve millones dólares, como estaba pactado en el contrato que firmaron antes de la primera pelea, pero los organizadores de Arabia Saudita darán más dinero (no revelado) porque la pelea sea allí. Además, para evitar cualquier problema, Hearn cederá parte de los derechos de retransmisión en México a Ruiz.

Otro de los temas que el campeón puso sobre la mesa fue el del dopaje. La Agencia Mundial Antidopaje se encargará de realizar exhaustivos controles a ambos contendientes. Además, al carecerArabia Saudita de Comisión Atlética de boxeo, serán asesorados y ayudados por miembros de la Comisión de Estados Unidos.

Por último, Ruiz también logró que el árbitro y los jueces que se nombren deben tener, como mínimo, una experiencia de 40 combates en peleas de título mundial. Con todas esas expectativas cubiertas, se espera que el mexicano comience el trabajo en breve. Según reveló su entrenador, Manny Robles, debía haberlo hecho esta semana.

Su preparador desveló que pese a que está haciendo físico en su localidad de residencia (Imperial, California) está fuera de forma. Aunque no le preocupa, ya que “queda mucho tiempo para el pleito y tienen tiempo de realizar un gran campamento”.

Fuente: Sin Embargo