Wayfair vende clósets a precios muy elevados y desata teoría conspirativa de tráfico sexual de niñas

El precio extremadamente alto de unos armarios que se vendían en la tienda en línea estadounidense Wayfair generó una teoría conspirativa en las redes sociales sobre su posible implicación en el tráfico sexual de niñas. Frente a su rápida y amplia difusión, desde la compañía se apresuraron a desmentir los rumores y a retirar dichos muebles de su sitio web.

La semana pasada, diversos usuarios de Twitter y Reddit compartieron imágenes de unos armarios de la empresa WFX Utility que se venden en la tienda web a más de 12.000 dólares. Aparte de su elevado precio, a los internautas les llamó la atención de que todos tuvieran nombres femeninos, lo que despertó sospechas de que se trataba de los nombres de niñas desaparecidas que se habían convertido en víctimas del tráfico sexual y eran transportadas en dichos muebles.

“La gente sospecha que están vendiendo a gente en estas grandes cajas/armarios de almacenamiento en Wayfair. Todos son el mismo producto, pero tienen nombres diferentes, todos nombres femeninos. Y todos tienen un precio 10.000-15.000 dólares más alto que los armarios que se venden en otros lugares”, escribió el pasado jueves la tuitera Plushy.

En otra publicación, comparó los nombres de chicas desaparecidas recientemente en EE.UU. con los de los armarios en venta. “Siento que algunos de sus nombres son un poco únicos, por eso esto no puede ser una coincidencia. ¿Pero serían los traficantes de sexo tan tontos como para usar sus nombres reales?”, se preguntó.

Los dos mensajes fueron compartidos miles de veces y numerosos internautas adoptaron la teoría como cierta. “Esos precios tienen sentido si conectas los puntos como lo has hecho. Espero que estés equivocada, pero realmente pienso que tienes razón. ¿Puedes mostrar esto al FBI?”, escribió otro usuario.

Algunos internautas fueron incluso más allá y lo relacionaron con las recientes protestas de los empleados de Wayfair en Boston, que salieron a las calles para mostrar su rechazo al hecho de que la compañía suministre camas a los centros de detención de inmigrantes. “Estuvieron proporcionando muebles a los centros de detención del ICE [Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos]. Para aquellos que quieren pagar un poco más, pondrán niños dentro de aquellas piezas de mobiliario”, afirmó otro tuitero.