Un obrero se lanzó a un enorme horno con metal fundido tras perder una fortuna

Un trabajador del gigante siderúrgico Baogang Group de China se suicidó lanzándose a un horno para fundir metales, debido a que había perdido grandes sumas de dinero en el mercado de valores.

Las imágenes que se divulgaron, que fueron grabadas por las cámaras de seguridad de la planta ubicada en la ciudad china de Baotou, región de Mongolia Interior, muestran el momento en que el trabajador, identificado como Wang Long, de 34 años, se acercó al borde de un enorme horno para posteriormente lanzarse al acero fundido.

Long había desaparecido el 24 de marzo, mientras estaba de guardia nocturna. La estatal Baogang Group organizó una operación de búsqueda sin éxito, hasta que revisaron los videos de las cámaras de vigilancia.

Fuente: La Crónica