Un objeto espacial desconocido pasa rozando la Tierra y los científicos aún no saben qué es

Un objeto de origen desconocido pasó extremadamente cerca de la Tierra la noche del 1 de diciembre antes de regresar al sistema solar, pero los científicos aún siguen discutiendo su origen. Se sabe que mide entre 5 y 10 metros de diámetro y que pasó a una distancia de menos de 50.000 kilómetros de nuestro planeta. En comparación, la distancia hasta la Luna es de 384.400 kilómetros. También se espera que regrese dentro de pocos meses, en febrero o marzo del año que viene.

Esta ‘miniluna’ ha sido objeto de especulación desde que fue descubierta el 17 de septiembre por los astrónomos que operan el telescopio de inspección Pan-STARRS1 de la NASA. Al principio asumieron que era un asteroide, e incluso lo bautizaron como 2020 SO, utilizando la designación habitual para dar nombre a esos cuerpos celestes.

No obstante, la extraña ‘miniluna’ se desplaza a solo 0,6 kilómetros por segundo, una velocidad muy inferior a la de la gran mayoría de los asteroides, que normalmente alcanzan entre 11 y 72 kilómetros por segundo.

Esa es una de las razones por las que varios científicos creen que no se trata de un asteroide, como por ejemplo los del Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra (CNEOS, por sus siglas en inglés) del Laboratorio de Propulsión a Reacción de la NASA, que consideran que el objeto es el cohete propulsor Atlas-Centaur, lanzado hacia la Luna con la misión Surveyor 2 a mediados de los años 60 del siglo pasado.

Poco después de su despegue el 20 de septiembre de 1966, el Surveyor 2 se separó de su propulsor como estaba previsto, pero el control de la nave espacial se perdió un día después cuando uno de sus propulsores no se encendió, lo que hizo que girara. La nave espacial se estrelló contra la Luna el 23 de septiembre de 1966. Mientras tanto, el cohete Atlas-Centaur de la etapa superior pasó junto a la Luna y desapareció en una órbita desconocida alrededor del Sol.

Los científicos tenían programado practicar una espectroscopía al objeto este 1 de diciembre para observar de qué materiales está hecho y entender si efectivamente es una etapa de cohete o un asteroide.

Fuente: RT