Trucos para tener un armario mucho más organizado

No hay nada peor que abrir el armario para buscar qué vestir en la próxima entrevista de trabajo o en algún evento especial y encontrarse con un verdadero desastre. Se trata de una desafortunada aunque habitual experiencia para muchas personas. Prendas desordenadas, arrugadas y sin doblar aparecen ante la vista, y parecen complicar la vida. ¡Pero no hay que desesperar! Por más que en un principio parezca una tarea difícil, es posible organizar el clóset para encontrar rápidamente las prendas adecuadas. Por eso, a continuación dejamos algunos trucos para conseguirlo:

Clasificar las prendas

Seguramente encontraremos prendas que ya no se usan, por lo que es ideal separar por categoría: camisas, pantalones, zapatos y playeras. Luego diferenciar cuáles se utilizan y cuales ya no; y una vez clasificadas, deshacerse de todo lo que no sirva. Claro que algunas prendas resultan más especiales que otras, y puede que cueste renunciar a ellas. Sin embargo, hay que pensar que si no se usan hace más de un año, sólo están ocupando lugar. Además, si se encuentran en buen estado, se pueden donar; siempre habrá alguien feliz de recibirlas.

Utilizar perchas

Las perchas son elementos ideales para mantener el placard organizado. Son mucho más prácticas y posibilitan un mejor cuidado para la ropa. Además, colgar las camisas, sweaters y vestidos, ayuda a conservar su planchado y evita que se arruguen. También se pueden escoger aquellas perchas con ganchos de plástico, para evitar que la ropa se marque.

Utilizar cajas o separadores

Las prendas pequeñas como las medias y la ropa interior suelen desordenarse muy fácilmente. Para evitarlo, se debe optar por utilizar cajas especiales o separadores para ubicarlas en un lugar fijo. Incluso se pueden comprar pequeñas cajoneras o muebles más pequeños para guardar este tipo de prendas. Una buena estrategia para  adquirir esto objetos es conseguirlos online en  el Hot Sale 2019 con interesantes descuentos.

Organizar la ropa por color

Organizar las prendas por color facilitará la tarea de escoger y combinar la ropa de la mejor manera. Además, se evitará pasar el rato buscando aquellas prendas especiales, ya que al tenerlas clasificadas, será más rápido encontrarlas.

Los zapatos

Buscar con desesperación el otro par de las botas favoritas no puede volver a suceder. Los zapatos deben estar siempre organizados, y en lo posible guardados en cajas o zapateros especiales.

Ordenar todos los días

En caso de probarse ropa y decidir no usarla, lo ideal es doblarla en el instante y guardarla en su lugar correspondiente del armario. Se trata de pequeñas tareas diarias que pueden evitar que la ropa se acumule y se arrugue en cualquier cajón del placard.