Siri ya no tendrá voz de mujer

Los asistentes inteligentes están cambiando la manera en que interactuamos con nuestros dispositivos. Actualmente poner una alarma, solicitar una información o pedir que se reproduzca una canción es tan simple como decir un comando seguido de la orden. Empresas como Google, Amazon y Apple han impulsado esta tecnología, y todos han optado por voces femeninas, pero eso está por cambiar en el caso de Siri.

De acuerdo con información del medio TechCrunch, Apple eliminará la voz femenina como predeterminada para su asistente Siri. La posibilidad de elegir entre más opciones será posible con la llegada de la sexta versión beta de iOS 14.5 que, una vez que se lance públicamente para todos los usuarios, permitirá en iPhone y iPad elegir la voz Siri que prefieran durante la configuración del dispositivo. 

Según lo que se ha dado a conocer hasta ahora, para esta actualización Apple estará presentando dos voces completamente nuevas para Siri, aunque no hay muchos detalles se espera que una sea de hombre. En cualquier caso, según TechCrunch, para si desarrollo están usando “grabaciones de origen que luego se ejecutan a través del sistema neuronal de Apple de texto a voz, haciendo que las voces fluyan de manera más orgánica a través de frases que realmente se están generando sobre la marcha”, eso quiere decir que tendrán tonos más suaves y neutros. 

Hay que destacar que Siri acepta más de 25 mil millones de solicitudes mensuales en 500 millones de dispositivos por lo que serán muchos los que se beneficiarán de esta nueva opción de configuración que, se dice, estará llegando a finales de junio.

La mala noticia es que para la primera fase de esta nueva opción, solo se está considerando el idioma inglés, por lo que habrá que esperar la configuración para más idiomas. 

¿Por qué el cambio?

La intención de ofrecer a los usuarios una nueva opción de configuración está relacionada con el intento de las grandes empresas de tecnología por eliminar cualquier asociación de género de sus asistentes de voz pues estudios han encontrado que cuando los asistentes usan una voz que suena femenina por defecto, se pueden reforzar los prejuicios y los estereotipos negativos.

Como ejemplo de lo anterior la ONU publicó un ensayo llamado I´ll blush if i could (Me sonrojaría si pudiese) en el que afirmaba que el que Siri, Google Assistant y otros asistentes inteligentes tengan voces femeninos por defecto es sexista. En el documento se menciona que “la decisión de Apple de convertir la voz de Siri en femenina de forma predeterminada en Estados Unidos y muchos otros países refuerza el sesgo de género”. El problema con esto, dice el informe, es que refleja y refuerza la idea de que los asistentes, que actúan como un apoyo en las tareas diarias, son mujeres. 

Por~ El Universal