Simpatizantes de la ultraderecha entrarán gratis al reestreno de La lista de Schindler, en Alemania

La lista de Schindler, el filme con que Steven Spielberg recreó la figura del empresario alemán que salvó a más de mil judíos del Holocausto, prepara su vuelta a los cines de Alemania en medio de una provocativa iniciativa contra la ultraderecha, cuyos simpatizantes tendrán entrada gratuita.

Una sala de Hachenburg, ciudad de provincias del oeste del país con 5.900 habitantes, ha ofrecido entradas gratis a la militancia de la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) para el próximo 27 de enero, día dedicado a la memoria de las víctimas del nazismo.

“La dirección del cine quiere dar la máxima resonancia a esa proyección y hacerla llegar al más amplio espectro de público posible”, afirman los responsables de la sala, en su página web.

Todo aquel que acredite su militancia a ese partido podrá acceder gratis a la proyección, prosiguen, para añadir que con ello no pretenden sostener que “los votantes de AfD sean nazis”.

Su propósito es ofrecer un foro de diálogo sobre el nazismo abierto a los seguidores de una formación que “en su programa se permite minimizar lo ocurrido entonces”, argumenta la dirección de la sala.

La AfD ha expresado ya malestar por esa iniciativa y el líder de la formación en el estado federado de Renania-Palatinado, Uwe Junge, protestó a través de Twitter contra una acción que, sostiene, “pretender colocar a la AfD como afín al nacionalsocialismo”.

La AfD obtuvo en las elecciones generales de 2017 un 12,6 % de los votos y se convirtió en la primera formación ultraderechista con escaños en el Bundestag (cámara baja del Parlamento) desde la década de 1950.

Está descartada como aliado por el resto del espectro parlamentario, a escala nacional, regional o municipal, pero lidera la oposición del Bundestag y tiene representación en las cámaras regionales de los 16 estados federados del país.

La película de Spielberg regresará este mes de enero a las pantallas, 25 años después de su estreno y de acuerdo a la voluntad del director de cine de que su retrato del empresario Schindler (1908-1974) sea visto por los espectadores de hoy, tanto en Estados Unidos como en otras partes del mundo.

La fecha elegida para el reestreno es el 27 de enero, aniversario de la liberación del campo de exterminio de Auschwitz, en la Polonia ocupada, que he quedado instituido como día mundial en memoria de las víctimas del Holocausto.

La película, con Lian Neeson como Schindler y Ben Kingsley en el papel del contable judío que confecciona la lista con la que evitó la muerte en las cámaras de gas de Auschwitz de más de mil personas, fue estrenada en diciembre de 1993.

El filme, en blanco y negro y ganador de varios Oscar, volverá ahora en una versión técnicamente perfeccionada.

Fuente: Sin Embargo