Se lesionan los dos porteros de un equipo de hockey de la NHL y un pulidor de hielo le ayuda a ganar el partido

Un curioso episodio ocurrió durante el partido de la National Hockey League (NHL) disputado en Canadá entre los equipos Toronto Maple Leafs y Carolina Hurricanes (EE.UU.). Los dos guardametas del conjunto estadounidense se lesionaron durante el choque, por lo que el club tuvo que recurrir a los servicios de un portero de emergencia para poder terminar el encuentro.

Cada club de la NHL dispone de varios arqueros, pero siempre existe la posibilidad que todos se lesionen al mismo tiempo. Para estos escenarios, en cada ciudad donde hay un equipo de la liga existen los llamados ‘porteros de emergencia’.

En la mayoría de los casos, se trata de aficionados que alguna vez jugaron en ligas juveniles pero nunca se llegaron a convertir en profesionales. Si se requiere un reemplazo urgente, esta persona se desplaza al estadio para ayudar al equipo que se haya quedado sin defensores para su arco.

En este caso, el portero de emergencia fue Dave Ayres, un conductor de pulidoras de hielo de 42 años. La última vez que jugó fue en una liga de aficionados en 2015, pero desde entonces siguió entrenándose con el equipo local de la American Hockey League (AHL).

Cuando Ayres entró al juego, Carolina Hurricanes estaban ganando por 4-1, pero pronto los canadienses lograron anotar dos tantos al arquero aficionado y recortar peligrosamente el marcador. El hombre salió visiblemente abatido al descanso antes del último cuarto, pero los demás jugadores lo alentaron a seguir adelante recomendándole que solo se preocupara por disfrutar del momento.