Samantha, robot sexual que se niega a tener sexo si la maltratan

La tecnología ha invadido prácticamente todas las áreas del quehacer humano, y el campo sexual no queda exento, por ello existen robots sexuales que permiten un disfrute de relaciones íntimas a otro nivel. Lo anterior lo publicó el diario El Universal.

Uno de estos robots sexuales es Samantha, desarrollada y modelada a partir de los gustos del ingeniero electrónico Sergi Santos, por lo que cuenta con grandes pechos, cintura diminuta, largo cabello castaño y ojos verdes.