Prohibido tomar fotos sin sonido, es sólo una de las curiosas leyes de Corea

En Corea del Sur, en uno de los países más avanzados tecnológicamente del mundo, ha aparecido un problema cada vez más creciente: las grabaciones en público sin consentimiento. En los últimos meses, miles de personas (especialmente mujeres) han protestando en contra de este tipo de actuaciones que directamente violan su intimidad. La policía, en un intento de reducir semejante problema, está pidiendo a los ciudadanos que pongan una pegatina en la cámara de sus teléfonos.

La policía provincial de la región de Gyeonggi Bukbu en Corea del Sur, ha creado alrededor de 50.000 pegatinas que está distribuyendo de forma gratuita entre los ciudadanos. Se trata de una pegatina para el smartphone que sirve para tapar la cámara trasera y es una respuesta a la creciente preocupación de la sociedad. Las pegatinas son parte de la campaña iniciada en el país bajo el nombre de ‘Ilegal Filming OFF’, según indica el medio local Korea Herald.

¿Cuál es la idea de esto? Tranquilizar y dar a entender a los de tu entorno que no les estás grabando ilícitamente. Los responsables ponen como ejemplo a un ciudadano con problemas visuales que siempre necesita usar el teléfono a la altura de los ojos. De este modo, en espacios públicos puede dar a entender que está grabando o tomando una fotografía. Con la pegatina se soluciona directamente este problema.

Información de xataca.com