Prefirió drogarse que atenderse herida de bala

La adicción a las drogas puede nublar el entendimiento hasta grados extremos. Esto es lo que le pasó a un hombre que este lunes fue herido de bala en la pierna tras un tiroteo y se quedó sangrando en una acera de la ciudad estadounidense de Detroit. Sería lógico suponer que en aquel momento su prioridad era recibir asistencia médica en un hospital, pero no es esto lo que le preocupaba.

El hombre trató de deshacerse de la atención de los transeúntes y les pidió que no llamaran a la ambulancia. En vez de dirigirse al hospital ató un cinturón alrededor de su brazo y estuvo a punto de inyectarse heroína. Al final, el hombre fue llevado a un hospital y se encuentra en condición estable, informa WJBK Fox 2. Se reporta que cuenta con antecedentes penales y se encuentra en libertad condicional.