OSIRIS-REx inicia regreso a la Tierra con 60 gramos del asteroide Bennu

La nave OSIRIS-REx iniciará este lunes su regreso a la Tierra portando “la primera muestra” que se recoge de un asteroide, 60 gramos de la masa de Bennu que pueden dar pistas sobre la formación de los océanos y el Sistema Solar, explicó a Efe el experto de la NASA Gerónimo Villanueva.

Esta nave no tripulada partió de Cabo Cañaveral (Florida, EU) en 2016 con rumbo a Bennu, empezó a orbitarlo en 2018 y en cuestión de segundos “tocó tierra” y recolectó la muestra en 2020.

Después la nave continuó dándole vueltas al asteroide hasta hoy mismo, cuando se espera que inicie un largo viaje a la Tierra que concluirá en 2023.

“Hoy prendemos los motores y nos alejamos del asteroide y empezamos el camino de regreso a la Tierra”, manifestó emocionado Villanueva, astrónomo de origen argentino que trabaja en el Centro Espacial Goddard de la NASA.

Aproximadamente a las 16:16 EDT (20:16 GMT), la sala de control OSIRIS-REx en Littleton (Colorado) recibirá una confirmación de que la nave espacial prendió sus propulsores para alejarse de la órbita de Bennu, unos 16 minutos después de que sucedió debido al retraso en las comunicaciones.

El asteroide Bennu, explicó Villanueva, “es una cápsula del tiempo, de 4 mil 500 millones de años” y el análisis de sus condiciones, de la cantidad de agua que tenía esa zona del Sistema Solar, ayudará a “entender cómo se forma nuestro propio planeta”.

A partir de hoy la comunidad científica estará ansiosa de recibir la muestra de unos 60 gramos, de la que e se piensa guardar un 75 por ciento para los investigadores del futuro.

Sin embargo, los investigadores tendrán que esperar unos dos años y medio hasta que la cápsula con el preciado material descienda en septiembre de 2023 con la ayuda de paracaídas en el desierto en Utah, si supera con éxito varios desafíos de la trayectoria.

Fuente: Sin Embargo