Niño recorre 30 km a caballo para enviar deberes en plena pandemia

Un niño argentino recorre 30 km a caballo para tener Internet y entregar deberes para no quedarse atrás en sus estudios durante el confinamiento por la COVID-19.

La cuarentena y las medidas restrictivas durante la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, han dejado tras sí millones de pequeñas historias. El protagonista de una de ellas es un argentino de siete años, que tiene que aventurarse cada día y recorrer un largo camino para no quedarse atrás en sus estudios.

Después del cierre de las escuelas debido a la pandemia del coronavirus, Jeremías, de siete años, nativo de la campiña de La Pampa, en la región central de Argentina, tuvo que encontrar una forma ingeniosa de mantenerse en contacto con su maestra y enviarle su tarea.

El chico vive con su familia en una casa en el campo, a unos 30 kilómetros de Santa Isabel. Todos los días, acompañado por su padre Carlos, galopa hacia la colina donde puede enviar fotos de su tarea a su maestra. El progenitor de Jeremías está orgulloso de su hijo que, pese a las dificultades, se esfuerza al máximo para ser un buen estudiante.

Según los medios, la historia de Jeremías se volvió viral debido a que su maestra decidió compartir su historia con el mundo, mostrando los esfuerzos que algunos niños en el campo tienen que hacer para mantenerse al día con las clases, cuando no tienen fácil acceso a Internet.