Ninguna mutación del SARS-CoV-2 parece aumentar su transmisibilidad en humanos, sugiere estudio

Ninguna de las mutaciones actualmente documentadas en el virus SARS-CoV-2, que provoca la enfermedad COVID-19, parece aumentar su transmisibilidad en los humanos, según un estudio dirigido por investigadores de la University College de Londres (Reino Unido) a través del análisis de los genomas de los virus de más de 46 mil personas con COVID-19 de 99 países recogidos hasta finales de julio.

Este hallazgo incluye una mutación en la proteína de punta del virus llamada D614G, que ha sido identificada en visones como una mutación común que puede hacer que el virus sea más transmisible. La nueva evidencia científica apunta que esta mutación no está de hecho asociada con un aumento significativo de la transmisión.

“El número de genomas de SARS-CoV-2 que se están generando para la investigación científica es asombroso. Nos dimos cuenta desde el principio de la pandemia de que necesitábamos nuevos enfoques para analizar enormes cantidades de datos en tiempo casi real para detectar nuevas mutaciones en el virus que pudieran afectar a su transmisión o a la gravedad de los síntomas. Afortunadamente, descubrimos que ninguna de estas mutaciones está haciendo que COVID-19 se propague con mayor rapidez, pero debemos permanecer vigilantes y continuar monitoreando las nuevas mutaciones, en particular a medida que las vacunas se van extendiendo”, explica Lucy van Dorp, primera autora del estudio, que se ha publicado en la revista Nature Communications.

Los coronavirus como el SARS-CoV-2 son un tipo de virus de ARN que pueden desarrollar mutaciones de tres maneras diferentes: a partir de errores de copia durante la replicación viral, a través de interacciones con otros virus que infectan la misma célula (recombinación o reordenación), o pueden ser inducidos por sistemas de modificación del ARN del huésped que forman parte de la inmunidad del huésped (por ejemplo, el propio sistema inmunológico de una persona).

La mayoría de las mutaciones son neutras, mientras que otras pueden ser ventajosas o perjudiciales para el virus. Tanto las mutaciones neutras como las ventajosas pueden ser más comunes a medida que se transmiten a los virus descendientes.

Fuente: Sin Embargo