Mujer envenenó a compañeros de trabajo con galletas

Una exenfermera alemana de 54 años fue condenada el martes por un tribunal regional en la ciudad de Giessen, en el centro de Alemania, por causar daños corporales peligrosos por envenenar a sus colegas en un hospital. Fue sentenciada a tres años de prisión. 

Según los fiscales, en tres ocasiones, dos veces en septiembre de 2017 y una vez en marzo de 2019, la mujer colocó galletas y café drogados en una cocina para sus colegas en la Clínica Kerckhoff en la ciudad de Bad Nauheim, en el estado central de Hesse.

Las galletas y el café fueron mezclados con el medicamento contra la ansiedad Oxazepam. Varios de sus colegas informaron sentirse mareados, viendo doble y desmayarse después de comer las galletas.  

Como una de las víctimas tuvo una reacción mortal a las drogas, los fiscales inicialmente acusaron a la mujer de un caso de intento de asesinato. Sin embargo, el tribunal determinó que no había habido intención de matar y presentó un cargo menor de daños corporales. 

Encuentran rastos del medicamento en la batidora

La policía comenzó a centrarse en la enfermera después de analizar la lista de servicio de la clínica y darse cuenta de que había estado de servicio cuando ocurrieron cada uno de los incidentes, según el periódico local, Wetterauer Zeitung. 

Durante un registro de su residencia, la policía dijo que encontraron paquetes vacíos de la medicación contra la ansiedad que venía de la clínica y rastros de las sustancias en una batidora

La mujer ha sido detenida en espera de juicio desde septiembre de 2019, y ella niega haber envenenado a sus colegas. 

Los testigos del caso, la mayoría de los cuales fueron envenenados, dijeron que siempre había sido una colega “confiable” con un “alto nivel de experiencia”, según el Wetterauer Zeitung. 

A pesar de la evidencia en su contra, los fiscales no han declarado qué podría haber motivado a la mujer a envenenar a sus colegas. 

(Con información de DW)