Motorola lanza el Rzr; un smartphone que pega en la nostalgia

El Motorola razr es oficial, y llega como el primer smartphone plegable de Motorola. Más importante, tiene todo el poder de la nostalgia de su lado, reviviendo los sentimientos del que fuera uno de los teléfonos más emblemáticos de la historia: el elegante, fino y legendario RAZR V3.

Motorola RAZR V3 regresaría al mercado como un smartphone plegable, y desde ese entonces el ecosistema tecnológico se mantuvo expectante de cada pequeño detalle que se daba a conocer. Hasta que entonces, se filtraron las primeras imágenes que mostraban a detalle el dispositivo, elevando aún más las ansias de conocerlo, pues revelaban un nuevo razr con unas líneas estéticas más que conocidas.

Esto sucedió en abril pasado, pero la información resultó ser verdadera, revelando con muchos meses de anticipación lo que Motorola preparaba. Es así que el nuevo razr llega como un ataque directo a la nostalgia, retomando no solo el nombre del legendario teléfono sino varios otros aspectos importantes y, por supuesto, mejorando muchos otros.

Uno de los más detalles estéticos más importantes que se mantiene es el delgado perfil. Según Motorola, el nuevo razr tiene el mismo grosor que el extinto V3, tanto abierto como plegado, pero, más allá de los números, es claro que la compañía hizo un gran trabajo de ingeniería para este logro.

Sin embargo, este reducido grosor tiene un “precio”: la abultada barbilla. En este llamativo espacio Motorola integró varios de los componentes fundamentales del smartphone, permitiendo que mantenga su perfil fino. Aprovechando, aquí también se integra el sensor de huellas, en la posición más eficiente, según la compañía, ya que la parte trasera resultaba menos cómoda con el dispositivo plegado.

Hablando del dispositivo plegado, al estar cerrado el Motorola razr se convierte en un pequeño cuadrado que cabe perfectamente en la mano. La diferencia fundamental con el original V3 es que ahora presume de una pantalla más grande y más funcional, que permite revisar notificaciones y contestarlas con mensajes predeterminados, así como realizar videollamadas y tomar selfies con la cámara principal.

Motorola asegura que más posibilidades llegarán a la pantalla secundaria del nuevo razr, trabajo de los desarrolladores, pero promete que será más funcional con el paso del tiempo.

Y como ya mencionamos, en su posición plegada el Motorola razr mantiene su perfil delgado, justamente limitado por la barbilla que marca hasta dónde llega el grosor del dispositivo. Por cierto, mucho ojo con el mecanismo de la bisagra plegada, cómo se ve y cómo queda.

Para finalizar el tema del diseño, vale mucho la pena hablar sobre los materiales de fabricación y la composición del dispositivo. El Motorola razr está fabricado de resina en la parte trasera inferior, que le da un agarre cómodo, aunque quizás una apariencia no del todo premium; de cristal en la parte trasera superior, es decir la pantalla secundaria que pasa a ser el frontal al estar cerrado; y de acero inoxidable en todo el marco frontal y el sistema de la bisagra, lo que sí ayuda a su aspecto premium y a la rigidez necesaria para mantener firme la pantalla cuando debe serlo.