Mexicanos aumentan consumo de sopa de pasta por crisis económica por COVID-19

El próximo domingo 27 de octubre se celebra el Día Mundial de la pasta, un producto económico que se puede encontrar desde los 6.30 hasta los 13 pesos, lo que ha provocado que sea uno de los favoritos de los hogares mexicanos.

Expertos reconocen que las presiones económicas por el desempleo y el mayor tiempo en casa, obligaron a las familias a recurrir a la sopa de pasta para ‘llenar sus carritos’ del súper, lo que incrementó en hasta 48 por ciento sus ventas en los autoservicios a partir de marzo, cuando llegó la pandemia, en comparación enero y febrero, reveló Nielsen.

“Su consumo se ha incrementado considerablemente al ser uno de los elementos de fácil almacenamiento y larga duración que los hogares han preferido para cocinar en casa”, dijo Yanira Reyes, líder de análisis de Nielsen Connect México.

Adicionalmente, según el INEGI, entre marzo y julio, con el arranque de la pandemia su venta creció 20.9 por ciento anual en volumen en el país.

“La pasta juega un lugar importante en la despensa del mexicano, el 99 por ciento de los hogares la compra, pero lo que sí cambió fue que la gente compra los empaques grandes”, refirió Juan Carlos Jouve, director de servicio al cliente de la División Worldpanel de Kantar México.

Al ser consideradas actividad esencial al inicio de la pandemia del COVID-19, las cinco plantas de La Moderna en México no pararon de operar.

En pleno año de celebración de su centenario fueron de las pocas empresas que indirectamente se beneficiaron del coronavirus, con un alza de 10 por ciento en sus ventas.

“Tuvimos un crecimiento del 10 por ciento contra el objetivo, no fue fácil abastecer con las compras de pánico, sacamos al personal vulnerable con su goce de sueldo, y contratamos más para seguir trabajando 24 horas”, declaró Lizbeth Torrijos, gerente de marca La Moderna.

Agregó que la demanda también vino del exterior, que consume el 25 por ciento de su producción, en países como Colombia, Honduras, África, y un poco a Estados Unidos.

Por: El financiero