Menor se suicida tras perder en Free Fire

Solo 15 años tenía un menor que decidió acabar con su vida tras perder una batalla en el videojuego “Free Fire”.

Los hechos ocurrieron en Piedras Negras, Coahuila, cuando un hermano de la víctima lo encontró ya sin vida en su habitación.

Humberto “N”, fue encontrado en su habitación y aunque la familia contactó a la ambulancia ya no pudieron ayudar al menor. De acuerdo a la información, el menor no soportó haber perdido en el juego online.

Fue en 2018 cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) actualizó la Clasificación Internacional de Enfermedades (IDC, por sus siglas en inglés) y uno de los cambios más llamativos en ese listado de patologías fue la inclusión de la adicción a los videojuegos como un nuevo trastorno mental.

Según el apartado sobre el tema en el IDC-11, este mal se caracteriza por un “comportamiento de juego persistente o recurrente que se realiza principalmente por Internet”.

CARACTERÍSTICAS DE ADICCIÓN A LOS JUEGOS

1.- Perder el control sobre la frecuencia, la intensidad y la duración de la actividad;

2.- Los juegos pasan a tener prioridad sobre otros intereses de la vida y actividades diarias;

3.- La conducta se mantiene pese a que empieza a traer consecuencias negativas para la persona.

¿Qué tan grave puede llegar a ser? Las profesionales enumeran situaciones diversas, desde chicos que no quieren dejar de jugar para ir a cenar y los padres deben acercarles el plato a la computadora, hasta otros que ya no pueden ir a la escuela y deben buscarles un régimen especial de escolarización paralelo al tratamiento.

También mencionan casos de pacientes que no pueden separarse de los personajes de ficción y llegan a dañarse a ellos mismos. Personas que, al limitarles el tiempo de juego, se ponen violentas y llegan a pegar o a lastimarse. Vieron además chicos de 4 años que juegan en el celular todo el día y cuyos padres toman eso como muestra de inteligencia.

Por: Multimedios