Los rumores y las desinformaciones sobre el covid-19 han matado a más de 800 personas

La pandemia de covid-19 ha estado acompañada por otro tipo de infección global que se propaga de una persona a otra causando daños e incluso muertes. Se trata de la ‘infodemia’, las noticias falsas, rumores y teorías de la conspiración generados por la sobreabundancia de información sobre el coronavirus.

Un grupo internacional de investigadores ha monitoreado las redes sociales y páginas mediáticas para estudiar la propagación de todo tipo de desinformaciones sobre el covid-19. Gracias a su trabajo han detectado más de 2.300 informaciones que difundían rumores, consejos dañinos, estigmatizaciones y otras ideas perjudiciales sobre el covid-19, escritas en 25 idiomas en 87 países.

Muchas de estas desinformaciones son peligrosas y en algunos casos pueden resultar letales, causando muertes que se podían prevenir.

“Por ejemplo, el popular mito de que el consumo de altas concentraciones de alcohol puede desinfectar el cuerpo y matar el virus ha estado circulando en varias partes del mundo”, escriben los investigadores en su informe.

Esta desinformación ha provocado 800 muertes y 5.867 hospitalizaciones, 60 de ellas de personas que desarrollaron ceguera completa por beber metanol en Irán. Por razones semejantes 30 personas murieron en Turquía, mientras que dos hombres fallecieron en Catar tras ingerir desinfectantes basados en alcohol.

En la India, 12 personas, cinco de ellas niños, enfermaron como consecuencia de haber bebido alcohol a base de semillas de datura, una planta tóxica, tras ver un video que divulgaba este método como un medio para aumentar la inmunidad contra el covid-19.

Otras de las prácticas nocivas que indican los investigadores incluyen ingerir lejía, orina o estiércol de vaca, beber una solución de plata y rociarse el cuerpo con cloro.

La ‘infodemia’ ofrece muchas explicaciones disparatadas sobre los orígenes del coronavirus, como que es un tipo de rabia, que lo transmiten los móviles, que se trata de un arma biológica elaborada en laboratorio o que fue desarrollado para vender vacunas o controlar a la población, entre otras falsedades.

El equipo señala que ha descubierto todas estas informaciones en acceso libre, por lo que subraya la importancia de que agencias de salud y gobiernos organicen un mecanismo para rastrear la ‘infodemia’ en Internet y neutralizarla antes de que inflija daños a individuos o comunidades.

Fuente: RT