¿La humanidad podría vivir en una simulación como Matrix? Científicos dicen que hay una posibilidad del 50%

En la saga The Matrix, que actualmente está filmando su cuarta entrega, la humanidad vive atrapada en una simulación digital creada por las máquinas para mantener sus mentes en un mundo irreal, mientras utilizan sus cuerpos como fuente de energía. Si bien éste es un argumento recurrente en el género de ciencia ficción, hay quien baraja que realmente la realidad sea una simulación. Y un nuevo estudio demuestra que hay un 50 por ciento de posibilidades de que así sea.

En un nuevo artículo publicado por Scientific America, y recogido vía IGN, un grupo de científicos teoriza sobre las probabilidades de que la realidad, en realidad, no sea más que una simulación digital, son las mismas que de que salga cara, o cruz, al tirar una moneda al aire. Es decir, teniendo en cuenta el rimto de desarrollo informático, es tan probable que la humanidad viva en una suerte de Matrix… como que no.

Las probabilidades concretas según el estudio se decantan, por muy poco, a favor de que la realidad… sea real. Concretamente de un 50.222222 a favor de la realidad frente a un 49.777778 a favor de que una simulación programa de ordenador. Los desarrolladores del estudio han centrado sus cálculos en el artículo del filósofo Nick Bostron de 2003 (¿Estamos viviendo en una simulación?) en el que se analizaban tres posibles opciones.

“Sostengo que al menos una de estas tres posibilidades es cierta”, explicaba Bostron en su artículo. “(1) Es muy probable que la especie humana se extinga antes de alcanzar la etapa ‘posthumana’. (2) Es extremadamente improbable que cualquier civilización ‘posthumana’ ejecute un número de simulaciones de su propia historia evolutiva”.

“(3) Es casi seguro que vivimos en una simulación digital”, continuaba su desarrollo el filósofo antes de concluir que “de ello se deduce que la creencia de que existe una civilización ‘posthumana’ capaz de realizar simulaciones ancestrales es falsa, a menos que estemos viviendo ya en una simulación”.

En realidad, la idea de que el mundo es una simulación no es algo del siglo XXI, ya que como señala el artículo Scientific America se remonta a al mito de la cueva de Platón (en el que el humano sólo era capaz de ver las sombras de la realidad desde su prisión en la cueva) y al sueño de la mariposa de Zhuang Zhou.

Pero lo más interesante del artículo tanto de Bostron como del nuevo estudio, es la idea de que en caso de que el mundo, lo que es tomado por realidad, no fuese más que una simulación digital, no habría forma de demostrarlo… ni siquiera de reconocerlo, ya que sólo sería parte de un sistema más complejo en el que la evolución humana se sucede una y otra vez, atrapada en la eterna paradoja temporal de “¿qué fue antes, el huevo o la gallina?”.

Fuente: Sin Embargo