Identifican microorganismos que pueden sobrevivir en Marte durante al menos cinco horas

El moho negro ‘Aspergillus niger’ y la bacteria extremófila ‘Salinisphaera shabanensis’, que habita algunos lagos extrasalados submarinos, pueden soportar temporalmente las condiciones de vida marcianas, determinaron los autores de un artículo publicado este lunes en la revista Frontiers in Microbiology.

Para comprobar la adaptabilidad de varios microorganismos al planeta rojo, los científicos simularon su atmósfera en un contenedor que luego fue lanzado en un balón a la estratosfera media, a 38 kilómetros de altitud, donde la radioactividad es similar a la de la superficie de Marte.

“Esto nos permitió separar los efectos de la radiación de las otras condiciones probadas: desecación, atmósfera y fluctuación de temperatura durante el vuelo. Las muestras de la capa superior se expusieron a más de 1.000 veces más radiación ultravioleta que los niveles que pueden causar quemaduras solares en nuestra piel”, explicó una de los investigadoras, Marta Filipa Cortesao.

El experimento, que duró cinco horas, contempló dos niveles de la aproximación a las condiciones marcianas. En el primero, los organismos estaban cubiertos y protegidos por una sombra de la luz ultravioleta, y en el segundo, expuestos a ella.

Aparte del hongo y el extremófilo, en el contenedor había otras dos bacterias: ‘Staphylococcus capitis subsp. capitis’ y ‘Buttiauxella sp. MASE-IM-9’. Todas las bacterias estaban en estado seco y el moho, en esporas.

Al estudiar las muestras tras su vuelta a tierra, los científicos descubrieron que ‘A. niger’ y ‘S. shabanensis’ sobrevivieron al vuelo, aunque perdieron el 99 % y el 99,99 % de su población, respectivamente. Por su parte, ‘S. capitis subsp. capitis’ superó solo la fase cubierta del experimento, mientras que ‘Buttiauxella sp. MASE-IM-9’ se inactivó ya en la primera etapa del ensayo.

Dado que en el futuro microorganismos necesariamente llegarán al planeta rojo junto con los humanos, es necesario estudiar su comportamiento, señaló por su parte otra de las autoras de la investigación, Katharina Siems.

“Con misiones tripuladas a largo plazo a Marte, necesitaremos saber cómo los microorganismos asociados a los humanos sobrevivirían en el planeta rojo, ya que algunos pueden representar un riesgo para la salud de los astronautas. Además, algunos microbios podrían ser de un valor incalculable para la exploración espacial. Podrían ayudarnos a producir alimentos y suministros materiales independientemente de la Tierra, lo cual será crucial al estar lejos de casa”, concluyó Siems.