Hombre anti-vacunas mata a su hijo y se suicida

Un hombre antivacunas de San Francisco mató a su hijo de 9 años de edad y se suicidó días antes antes de un juicio donde podría perder la custodia del menor de edad por no querer vacunarlo.

De acuerdo con People, Stephen O’Loughlin, antivacunas de 49 años, mató a su hijo Pierce con un arma de fuego y luego se disparó. Policías de San Francisco encontraron los cuerpos de ambos el pasado miércoles 13 de enero, luego de que se les pidiera acudir al domicilio porque el menor de edad no fue a la escuela.

Antes del incidente Stephen O’Loughlin había discutido con su esposa por la custodia de su hijo, luego de haberse divorciado en 2016. Esto porque el padre se había negado a vacunar al menor de edad, en repetidas ocasiones. De hecho, fue este hecho el que generó diferencias irreconciliables entre la pareja, que llevó a la separación.

Lesley Hu, ex esposa de Stephen, buscaba la custodia completa de Pierce desde julio de 2020. En marzo estaba programado el juicio de tutela del menor de edad.

La ex esposa indicó que las posturas de Stephen, recientemente, se habían tornado muy fuertes, parecidas a un culto. Incluso, acusó que de 2012 a 2016 el sujeto pagó miles de dólares a un grupo de autoayuda para terapia personal, y después de las sesiones terminó asegurando que el gobierno trataba de controlar la mente de las personas.

Esperan que antivacunas no tengan eco en México

Los movimientos antivacunas no tendrán eco o repercusión en México con la inoculación contra Covid-19, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador el 29 de diciembre de 2020.

AMLO expuso que hay confianza de la gente para saber que no se aplicarán cosas que los perjudiquen, por lo que no habrán problemas de ese sentido. Sin embargo, se comprometió a informar a la ciudadanía sobre la importancia de recibir el inyectable contra el coronavirus.

“Yo lo que pienso es que en el caso de nuestro país no tenemos ese problema, la gente sí va a vacunarse porque hay una tradición en la aplicación de las vacunas”

Fuente: Sin Embargo