Historia de YouTube: Este es el primer VIDEO que se subió a la plataforma, hace 15 años

En marcha desde hace 14 años exactamente, desde que en febrero de 2005 tres ex empleados de PayPal la creasen, la plataforma de video online YouTube lleva más de una década alojando las creaciones de millones de usuarios, además de haber jugado un papel esencial en la llamada generación YouTuber, creadores de contenido que pueden conseguir millones de seguidores con sus videos. Pero, ¿sabrías decir cuál fue el primer video que se subió al servicio de streaming?

EL PRIMER VIDEO DE YOUTUBE

Ni Pew Die Pie, ni el Rubius, nada. En 2005 el panorama que había era de teléfonos móviles sin aplicaciones -aún faltaban dos años para la llegada del iPhone- y la HD estaba empezando a llegar. Ni TikTok, ni Facetime, ni Fortnite, ni streaming ni nada. No hace mucho de eso, pero con la velocidad tecnológica actual parece un siglo. El 14 de febrero de 2005, YouTube se registró como sitio web. Sus fundadores querían crear algo que permitiera a personas de todo el mundo compartir videos ahora que las conexiones de Internet en casa se estaban acelerando. E inmediatamente después, el primer usuario de la plataforma subió el primer video en la historia de YouTube.

“Me at the zoo”, un simple video casero de alguien disfrutando de un día en el zoológico, es historia pura de Internet por haber sido el primero. Y antes de que terminase 2005, la plataforma ya recibía millones de visitas al día.

YOUTUBE CUMPLE 15 AÑOS

Tras un debut tan potente, enseguida se empezaron a fijar en ella. Y al año siguiente, Google adquirió la plataforma por mil 650 millones de dólares y la convirtió en una de sus puntas de lanza -aunque la competencia ahora es feroz con Twitch y otros servicios. La compañía ha querido mirar atrás en este post en su blog a través de Susan Wojcicki, CEO de YouTube desde febrero de 2014 y que tuvo un papel destacado en la fundación de Google, contando cómo se fijaron en la plataforma y cómo fue el proceso de adquisición:

“A unos kilómetros de distancia, en la sede de Google, yo me encontraba trabajando junto con algunos compañeros para entender cómo la gente utilizaría el vídeo online. Sorprendentemente, usuarios de todo el mundo querían subir sus videos para compartir sus historias.
Pero lo que me sorprendió aún más fue que muchos otros usuarios querían ver esos videos sobre la vida cotidiana: bailes divertidos, niños haciendo cosas curiosas y, por supuesto, muchos vídeos de gatos. Estos videos eran entretenidos, pero también revelaban que había algo muy humano en “conectarse” a través de un video en la red.

Mientras que los medios tradicionales a menudo mostraban versiones pulidas y perfectas de la vida, estos videos eran diferentes: transmitían una sensación de frescura, sinceridad y autenticidad. Cuando YouTube empezó a levantar el vuelo, quedó claro que la compañía necesitaría una importante inversión de capital para poder crecer, así que la plataforma fue vendida.

Yo, junto con Salar Kamangar, planteé la posibilidad de unir las dos empresas. Tras la adquisición, el fundador Chad Hurley fue nombrado CEO, seguido por Salar y, finalmente, hace seis años, tuve el increíble honor de convertirme yo misma en la tercera CEO de YouTube”. El resto, como suele decirse, es historia. Historia moderna o ciber-historia de Internet en este caso.

Fuente: As México