Expertos españoles calculan que la “antigua normalidad” podría llegar en 2 años si hay vacuna

Un grupo de expertos de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) ha llegado a la conclusión, a través de un cálculo, de que la “antigua normalidad” podría llegar en al menos dos años, teniendo en cuenta además que se encuentre pronto una o varias vacunas contra el coronavirus. Es “la única terapia que tenemos para erradicar este virus”, señalaban.

La Cátedra MySphera ha organizado unas charlas digitales entre los meses de junio y julio con la participación de personalidades importantes y profesionales del sector tecnológico y sanitario, y lo más destacado de estas conferencias web ha sido la “ferocidad y virulencia de esta pandemia”, según ha informado la propia universidad valenciana.

El coordinador de Procesos Quirúrgicos de los Hospitales del Institut Català de Salut, Juan Antonio Hueto, ha señalado que el sistema sanitario español ha demostrado no ser tan fuerte como cabía esperar, y eso se debe, por una parte, a la descapitalización que ha ido sufriendo en los últimos tiempos, además de la falta de decisiones rápidas o la falta de apoyo de la sociedad. Juan Antonio Hueto cree que es el momento de afrontar la realidad: “Ahora, el reto que tenemos que afrontar en esta postguerra de la COVID-19 es volver a la situación de normalidad anterior. Y esto nos llevará un par de años, como mínimo”.

LA SOLUCIÓN PASA POR TENER UNA VACUNA

Para llegar a alcanzar la normalidad se debe pasar antes por la creación de una vacuna para poder erradicar el virus. Acerca de ello, Hueto apuntaba que: “La única terapia que tenemos para erradicar este virus o al menos llevarlos a unos niveles que sean manejables por los diferentes sistemas sanitarios y por la economía global”.

José Pagan, profesor de Salud Pública en la Universidad de Nueva York, achaca a la política, la ideología y la propia cultura como influencia por la disparidad del impacto en unos países u otros. Pagan afirmaba además que se levantaba a diario “deseando abrir los ojos y comprobar que todo fue un sueño, horrible, sí, pero un sueño”.

“Pedir líderes que trasladen un mensaje muy claro de su importancia -sobre las vacunas- como solución a este problema. Creo que la telemedicina llegó para quedarse. También esta pandemia ha abierto las puertas a otras tecnologías, como el uso de apps para analizar y gestionar la expansión del virus; e incluso a otras que van a permitir que los hospitales sean más eficientes y funcionen mejor, al reducir la cantidad de pacientes que puedan coincidir en un lugar, organizar los flujos de personas, organizar las citas, etc”, añadía Pagan.

LAS APLICACIONES DE RASTREO TAMBIÉN SON CLAVES

Julio Jesús Sánchez, líder de proyectos de Sanidad Digital desde el Grupo Telefónica, señalaba que las apps de rastreo debían haber llegado antes: “La OMS debería haberlas tenido desde el primer momento, pero no fue así y Apple y Google, la administración de diferentes países, etc., tuvieron que desarrollar sus aplicaciones deprisa y corriendo. Como se trata de estar más alerta para la siguiente pandemia, la app de rastreo debería estar lista para entonces”.

Vicente Traver, director del grupo SABIEN-ITACA de la Universidad Politécnica, apunta a la necesidad de evolucionar en el área sanitaria: “Si hay una evidencia clara que deja a su paso la crisis sanitaria globar es la necesidad de evolucionar. Un progreso necesario tanto a nivel social como en un sector que ha sido clave en los momentos más críticos de la pandemia, la sanidad. Una coyuntura que ha puesto de relieve el inevitable avance que debemos llevar a cabo de la mano de la digitalización y la tecnología. Elementos que hasta el momento hemos tenido al alcance de nuestra mano, pero que, en muchos ámbitos, como el sanitario, no han sido explotados al máximo”.

Fuente: Sin Embargo