El truco de algunas serpientes para no morir con su propio veneno

Las serpientes son consideradas como altamente venenosas, pero tienen la suerte de haber desarrollado algún tipo de antídoto contra su propio veneno. Ahora, un nuevo estudio revela que dos familias de serpientes cuentan con un truco electrostático para lidiar con el veneno.

Hasta ahora existían varias certezas con respecto a las serpientes. Por ejemplo, que las neurotoxinas representan una de las formas más comunes en que someten a sus presas. También, que ciertas serpientes evitan verse afectadas al bloquear sus propios receptores.

Sin embargo, el investigador Bryan Fry, de la Universidad de Queensland, sabía que solo una minoría de serpientes usaba este método. Así fue como se puso a estudiar lo que hacían otras familias de serpientes. El resultado se ha publicado en Royal Society B, un trabajo donde Fry ha colaborado con Richard Harris proporcionando parte de la respuesta: que las α-neurotoxinas utilizadas por algunas serpientes incluyen aminoácidos cargados positivamente.

Esto quiere decir que las hace particularmente efectivas contra la mayoría de los animales porque la parte del receptor al que se dirigen está cargada negativamente. Según Fry:

‘Sin embargo, estas serpientes han evolucionado para cambiar la carga de su receptor. Tratando de bloquear las dos cargas positivas juntas. Es como tratar de unir los polos de imanes correspondientes. Sin conectarse al receptor, el veneno no puede activar los nervios’.

Finalmente, cuentan en su trabajo que la característica común de todas las serpientes con esta inmunidad, además de las que son venenosas, es que todas viven alrededor de serpientes que usan α-neurotoxinas para cazar, indica Gizmodo. 

Por: El Imparcial