Descubren el fósil de una tortuga del tamaño de un auto

Un nuevo fósil de la extinta tortuga “Stupendemys geographicus” revela que fue 100 veces más pesada que sus parientes y tuvo un caparazón de tres metros.

Nuevos descubrimientos publicados en la revista Science Advances revelaron hallazgo de unos restos fosilizados de tortugas gigantes llamadas “Stupendemys geographicus” que fueron encontradas en el desierto de Tatacoa de Colombia y la región de Urumaco de Venezuela, que muestran que el animal midió hasta 4 metros de largo y pesó 1250 kilos.

La investigación señala que los “Stupendemys” machos, a diferencia de las hembras, contaban con fuertes cuernos frontales a ambos lados del caparazón, muy cerca del cuello.

Las profundas cicatrices detectadas en los fósiles indican que estos cuernos pueden haber sido utilizados como una lanza para luchar por el territorio contra machos Stupendemys u otras especies.

En esta misma línea, Edwin Cadena, de la Universidad del Rosario en Bogotá, quien dirigió la investigación, dice que “Stupendemys” es la segunda tortuga más grande conocida del mundo, detrás de Archelon.

“Stupendemys Geographicus era enorme y pesado. Los individuos más grandes de esta especie tenían el tamaño y la longitud de un automóvil sedán si tenemos en cuenta la cabeza, el cuello, la concha y las extremidades”, dijo Cadena, quien añadió que “su dieta era diversa, incluidos animales pequeños como peces, caimanes, serpientes, así como moluscos y vegetación, en particular frutas y semillas”.

Stupendemys, que significa “tortuga estupenda”, habitaba en un colosal sistema de humedales que abarcaba Colombia, Venezuela, Brasil y Perú, antes de que se formaran los ríos Amazonas y Orinoco.

Fuente: HispanTV