Desarrollan en un laboratorio de Finlandia un café sustentable con el mismo “aroma y sabor” que el natural

El instituto de investigación VTT de Finlandia desarrolló un café sustentable producido a partir de la extracción de células de la planta que crece de manera natural. Según afirmaron, mantiene el “aroma y el sabor” del fruto original.

La alta demanda mundial de café requiere de formas alternativas de producción que permitan contrarrestar la deforestación con la que se ganan terrenos para el cultivo. Por eso, VTT inició una investigación para extraer las células de la planta que luego fueron reproducidas artificialmente hasta convertirlas en biomasa dentro de biorreactores.

Más adelante, la biomasa obtenida fue sometida a un proceso de tostado para conseguir el café. “En términos de aroma y gusto, nuestro panel sensorial entrenado y el examen analítico encontraron que el perfil de la infusión es similar al café común”, afirmó Heiko Rischer, líder del equipo de investigación de VTT.

“Este proyecto ha sido parte de nuestro esfuerzo general para desarrollar la producción biotecnológica de productos cotidianos y familiares que son producidos convencionalmente por la agricultura”, continuó el especialista, tras detallar que todo el procedimiento necesitó el aporte de expertos en biotecnología vegetal, química y ciencia de los alimentos.

De acuerdo con Rischer, estos proyectos buscan ser “menos dependientes de prácticas no sustentables”, ya que requieren de menos agua y evitan los transportes gracias a que la producción se hace a nivel local. “No hay ninguna dependencia estacional ni necesidad de pesticidas”, añadió.

Respecto del consumo, Rischer definió como “muy emocionante” beber la primera taza de este café y estimó que tardarán cuatro años para aumentar la producción y tener las habilitaciones necesarias para su comercialización.

“El verdadero impacto de este trabajo científico se dará a través de empresas que estén dispuestas a repensar la producción de ingredientes alimentarios y comenzar a darles aplicaciones comerciales”, señaló el líder de la investigación. Asimismo, agregó que “en última instancia, todos los esfuerzos deben resultar en alimentos más sostenibles y saludables para el beneficio del consumidor y el planeta”.