COVID: Teoría de laboratorio, con poca evidencia nueva; expertos miran origen natural

Poca evidencia nueva ha surgido en la investigación en curso por parte del Gobierno de Estados Unidos sobre los orígenes de la COVID-19, informó recientemente United News of Bangladesh, citando un artículo de CNN.

“La inteligencia actual refuerza la creencia de que lo más probable es que el virus se haya originado de forma natural, a partir del contacto entre animales y humanos, y que no fue diseñado deliberadamente”, informó CNN, que citó a algunas fuentes.

El asesor médico en jefe de la Casa Blanca, Anthony Fauci, señaló recientemente que cree que la teoría del origen natural del nuevo coronavirus sigue siendo “la más probable”.

“La explicación más probable es una evolución natural desde un reservorio animal a uno humano”, dijo Fauci, también director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, a CNN durante una entrevista reciente.

Paul Offit, miembro del comité asesor sobre vacunas de la Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense, hizo eco de las declaraciones de Fauci.

“Creo que la posibilidad de que esto haya sido creado por trabajadores de laboratorio, que haya sido diseñado, es nula”, dijo Offit a CNN en una entrevista por separado.

Matthew Kavanagh, director de la iniciativa de políticas de salud de la Universidad de Georgetown, dijo a principios de este mes a la revista estadounidense Rolling Stone que el hecho de que el Presidente estadounidense, Joe Biden, haya recurrido a la comunidad de inteligencia y no a funcionarios de salud para llevar a cabo una revisión de los orígenes del coronavirus puede haber politizado ya el asunto

“Esto nos dice que se trata de una historia política y de inteligencia: no de una historia principalmente sobre ciencia”, dijo Kavanagh. “Y por eso debemos entender el panorama en ese sentido, y no ser ingenuos al respecto. Estamos en un lugar en el que la política está dirigiendo la comprensión científica de las personas de una manera peligrosa”.

Fuente: Sin Embargo