Científicos sugieren que los lagos subglaciales del polo sur de Marte no contienen agua, sino otra sustancia

El misterio del elemento hallado debajo de la superficie congelada del polo sur de Marte, inicialmente considerado como un lago subglacial de agua líquida, podría haber sido despejado por científicos del Instituto de Ciencias Planetarias de EE.UU. y la Universidad de York en Canadá.

Según su análisis, esos extraños reflectores de radar brillantes detectados en el polo sur de Marte son arcillas congeladas, específicamente minerales silicatos de aluminio hidratados o minerales de esmectita, detalla la página web del Instituto de Ciencias Planetarias, con sede en Tucson, Arizona.

Estas áreas de alta reflectividad en las profundidades del polo sur marciano fueron descubiertas en 2018 por el radar de sondeo de subsuelo e ionosfera MARSIS, instalado a bordo del orbitador Mars Express de la Agencia Espacial Europea. El descubrimiento causó un gran revuelo al plantear un potencial de habitabilidad en Marte.

“Hasta la fecha, todos los trabajos anteriores solo pudieron sugerir agujeros al argumento de los lagos. Somos el primer artículo en demostrar que otro material es la causa más probable de las observaciones”, afirmó el científico planetario Isaac Smith, de la Universidad de York y autor principal del artículo, publicado en Geophysical Research Letters.

“Nuestro estudio combinó modelos teóricos con mediciones de laboratorio y observaciones del Espectrómetro de imágenes de reconocimiento compacto para Marte (CRISM) en el orbitador Mars Reconnaissance de la NASA. Los tres demostraron que las esmectitas pueden crear los reflejos y que las esmectitas están presentes en el polo sur de Marte”, explicó Smith.

Sin embargo, un comentario reciente de la NASA precisó que aunque se trata de “explicaciones más lógicas que el agua líquida”, aún no hay forma de confirmar a qué se deben esa misteriosas señales de radar sin descender a la superficie marciana y “perforar kilómetros de hielo”.