Células se protegen del estrés manteniéndose juntas, afirma estudio

Es común que cuando nos sentimos tristes o estresados nos den ganas de recibir un abrazo de una persona que nos entiende o con quien no sentimos en confianza; aunque esto ya tiene una explicación científica relacionada con las hormonas que nos hace liberar, puede ser que haya otra explicación en nuestro interior.

Todo parece indicar que las células se “abrazan” para mantenerse lo más juntas posibles cuando están sometidas a situaciones de estrés; de hecho, una investigación de la Universidad de Abo Akademi en Suecia explicó que este contacto es necesario para su supervivencia cuando las proteínas las dañan.

Al respecto, Lea Sistonen, líder de la investigación publicada en la revista Cell Reports , explicó que incluso en las células cancerosas puede notarse la falta de adherencia celular pues se sensibilizan a los fármacos que dañan las proteínas y causan estrés, por lo tanto, es más complejo atacarlas.

A nivel celular, el estrés por daño proteico se produce cuando hay fiebre, antes infecciones virales o por algunos medicamentos usados para tratar el cáncer, y las células, cuando dejan de estar unidas, son más propensas a estos factores.

La investigación estudió el funcionamiento del choque térmico 2 (HSF2), un gen especializado que regula la proteína, y encontró que el HSF2 contribuye a proteger a las células contra el estrés al regular los genes que favorecen la adherencia celular; las células con adherencia intacta, son las que mayor tasa de supervivencia mostraron.

Además de dar un gran avance para entender la salud desde las células, el estudio brinda conocimientos para el tratamiento contra el cáncer, pues se demostró que los medicamentos que estresan a las células que causan los tumores, ayudan a desintegrarlos.

Fuente: SDP Noticias