Cancelan un funeral porque el muerto “se movía”

La noticia se hizo viral cuando una familia suspendió el funeral de un joven de 26 años, ya que el cuerpo “presentaba movimientos musculares”. El hombre de nombre Jaime Portilla Párraga murió el pasado fin de semana luego de participar en una carrera de motocicletas clandestina y chocar contra otro conductor.

Portilla Párraga habría fallecido de manera instantánea, y no se autorizó una autopsia, debido a que la familia es cristiana y este procedimiento médico post-mortem va en contra de sus creencias.

Pero el día del funeral, la familia se llevó una gran sorpresa al darse cuenta de que el cuerpo del joven presentó extraños movimientos y rápidamente decidieron sacarlo del ataúd, pues pensaron que aún seguía con vida, y lo llevaron de inmediato al hospital, donde se declaró muerto una vez más. 

Los familiares al ver los movimientos del cuerpo, pidieron a Dios que su hijo resucitara “como Lázaro”, y velaron su cuerpo durante los días posteriores, ya que pensaban que el joven continuaba con vida. Debido a los extraños acontecimientos, las autoridades locales optaron por intervenir en la lamentable situación y se llevaron el cadáver del joven para realizar los procedimientos correspondientes, publica Milenio.