Calor derrite a Arizona… literal

El suroeste de Estados Unidos sufre una ola de calor que llevó los termómetros a marcar en estos últimos días hasta 52 grados centígrados en zonas de Nevada, California y Arizona, y obligó a suspender casi 50 vuelos en Phoenix, informó la Agencia EFE.

Las temperaturas máximas previstas en Las Vegas (Nevada) y Phoenix (Arizona) fueron 46.6 y 48.8 grados, respectivamente, el pasado 20 de junio. Actualmente se vuelve cada vez más difícil escapar del calor.

El máximo histórico en esta última ciudad de Arizona es de 50 grados centígrados. En estos días, los vuelos están siendo cancelados y los objetos en la calle se están derritiendo, literalmente.

Johana Molina, portavoz del departamento de Salud Pública del condado Maricopa, al que pertenece Phoenix, había señalado a la Agencia EFE. que se emitió una advertencia sobre el calor excesivo que se iba a extender toda la semana.

Mencionó que aparte de la suspensión de vuelos, gran cantidad de parques en el condado se han cerrado para evitar que los menores se deshidraten y decenas de refugios han sido habilitados para brindar ayuda a la comunidad.

En Estados Unidos mueren un promedio de 658 personas por año a causa del calor, según las estadísticas más recientes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).