Asteroide gigante pasó cerca de la Tierra el 25 de julio; casi nadie lo notó

A pesar de todos sus instrumentos, el proyecto de detección de objetos potencialmente peligrosos y los distintos planes de contención; casi nadie notó que un asteroide gigante pasó cerca de la Tierra durante la noche del jueves 25 de julio de 2019.

Bautizado como 2019 OK, este objeto hizo una trayectoria entre la Tierra y la Luna, situándose a unos 73 mil kilómetros de distancia de la superficie terrestre; es decir, una distancia relativamente corta comparada con otros cuerpos celestes similares.

Según estimaciones de la NASA, tenía entre 57 y 130 metros de diámetro, a una velocidad de 24.5 kilómetros por segundos, es decir, era más grande que un campo de futbol y tenía una velocidad considerable dado su tamaño. Pasó tan cerca de nuestro planeta que pudo haber sido observado con unos binoculares.

¿Por qué casi nadie detectó el asteroide gigante?

El asteroide gigante 2019 OK fue detectado por astrónomos brasileños del observatorio Sonear; sin embargo no tuvieron tiempo de dar un aviso global, pues dieron cuenta de él hasta el día miércoles 24 de julio de 2019; por lo que tuvieron que dejarlo pasar.

El que no se haya podido señalar el objeto con anticipación, como suele suceder, es algo a mencionar. Sin embargo, los mismos investigadores de diversas agencias del mundo han advertido que existen muchos objetos flotando en el espacio; a pesar de toda la tecnología, no puede identificar a todos.

El principal problema es que muchos de estos astros son del mismo color que el espacio, es decir, son oscuros; de ahí que sean confundidos con el ambiente, siendo pasados por alto. La única forma en que se pueden encontrar es que algún objeto luminoso (como una estrella) les eche su luz.

Aún así, astrónomos señalan que su aparición no debería de sorprender, pues se había pronosticado que en estos días varios cuerpos espaciales se podrían acercar al planeta.

Fuente: SDP Noticias